10 octubre, 2012

Nueva York. EFE Afectado por el miedo a la ralentización económica mundial y al inicio de lo que muchos auguran será una débil temporada de resultados empresariales en Estados Unidos, Wall Street cerró ayer a la baja cuando se cumplen cinco años desde que alcanzó su máximo histórico. Si hace un lustro logró batir ese récord en una sesión en la que la FED rebajó los tipos de interés en respuesta a la entonces incipiente crisis crediticia, el Dow Jones consigue estar cerca de esos niveles, apoyado precisamente por las medidas de estímulo anunciadas el mes pasado por la FED.

Aun así, Wall Street no pudo conmemorar este quinto aniversario vestido de verde.