3 noviembre, 2012

Nueva York. EFE Wall Street acumuló ayer un descenso del 0,11% en una semana marcada por el devastador paso del ciclón Sandy por el noreste de Estados Unidos, que incluso provocó el primer cierre de los mercados neoyorquinos desde el 11-S, y mientras los inversionistas miran ya hacia las elecciones del martes en este país.

El Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cayó un 1,05% ayer viernes, con lo que borró de un plumazo las ganancias del 1% del jueves y firmó un moderado retroceso semanal del 0,11%. El selectivo S & P 500 cedió ayer el 0,94%, pero consiguió salvar la semana con una comedida subida del 0,16%.