29 agosto, 2012

Nueva York. EFE Un mal dato sobre la confianza de los consumidores en Estados Unidos arrastró ayer a Wall Street a su segunda jornada consecutiva de números rojos, en un día en el que se conoció un aumento del precio de la vivienda que viene a confirmar la lenta recuperación en el mercado inmobiliario. Por un lado, los inversores celebraron que el precio de las viviendas unifamiliares en las mayores ciudades subiera el 1,2% en el segundo trimestre del año, pero pesó más el ánimo de los consumidores, cuya confianza en la economía bajó en agosto hasta su nivel más bajo en nueve meses, desde noviembre del 2011, y retrocedió hasta los 60,6 puntos, comparado con los 65,4 de julio.

Etiquetado como: