25 abril, 2013

Nueva York EFE Tras un rali de tres días, Wall Street paró ayer a echar gasolina mientras el aluvión de resultados empresariales y el dato peor de lo previsto sobre los pedidos de bienes duraderos en EE. UU. no daban argumentos para proseguir su camino alcista.

El Dow Jones, que la víspera subió más del 1 %, echó ayer el freno a su racha ganadora de tres sesiones consecutivas al bajar un 0,29% y cerrar en las 14.676,3 unidades.

Mientras, S & P 500 no registró cambios porcentuales y quedó en los 1.578,79 enteros, al tiempo que el índice Nasdaq se anotó un ínfimo ascenso del 0,01%, hasta las 3.269,65 unidades.

Etiquetado como: