Dispositivos de empresas como HTC, Motorola y Sony también serían vulnerables a esta brecha de seguridad.

 27 septiembre, 2012
 El código malicioso logra involucrar a todos estos equipos por un punto en común, el sistema operativo Android de Google | ARCHIVO.
El código malicioso logra involucrar a todos estos equipos por un punto en común, el sistema operativo Android de Google | ARCHIVO.

El Mercurio de Chile (GDA). La falla de seguridad que parecía involucrar solamente a los equipos Samsung podría llegar hasta un grupo mucho más amplio de equipos. El código malicioso capaz de borrar remotamente toda la información de teléfonos también incluiría dentro de sus posibles víctimas equipos HTC, Motorola y Sony.

Uno de los dispositivos que no se verá afectado con este sistema será el nuevo Galaxy S III, que dentro de sus últimas actualizaciones presenta una solución a esta falla. Quienes lamentablemente no cuentan con la misma suerte son los teléfonos HTC One X, HTC Desire, Motorola Defy, Sony Xperia Active y el Sony Xperia Arc S.

El código malicioso logra involucrar a todos estos equipos por un punto en común, el sistema operativo Android de Google. A través este software otras personas pueden acceder mediante programas al código IMEI del teléfono y borrarlo de fábrica sin la necesidad de tener acceso a éste y sin contar con el permiso de su dueño.

El problema se basa en el uso de los USSD (sigla de "Unstructured Supplementary Service Data"), un protocolo de comunicación que implica el envío de un código para que un celular realice una acción involuntaria, como por ejemplo, el formateo del equipo.