Archivo

La cobardía del garrote

Actualizado el 12 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

La cobardía del garrote

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Gobierno está deteriorado. Sin liderazgo ni credibilidad, tiene miedo de la rebelión ciudadana; de quienes, indignados, ya no aguantan más corrupción. Las clases media y baja se han empobrecido de manera alarmante, mientras un gerente bancario devenga un salario mayor que el del presidente de EE. UU.

El desencanto democrático se cuela por doquier. La reacción del poder ha sido “ley mordaza” contra el periodismo investigativo y brutalidad policial contra protestas pacíficas. ¡A garrotear para evitar futuras manifestaciones!, parece haber sido la cobarde consigna.

Nuestro Estado de derecho se fractura. La Sala IV sentenció que el Estado no tiene el derecho de dispersar “mediante maltratos físicos y detenciones ilegítimas al grupo de personas que se encuentran manifestando su opinión en forma pacífica” (voto 2000-3020).

Por el respeto a los derechos humanos, por la libertad de prensa, por la defensa del Estado social de derecho, me sumo –e invito– a la marcha convocada por los estudiantes universitarios para el próximo jueves.

  • Comparta este artículo
Archivo

La cobardía del garrote

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota