Archivo

20 cm

Actualizado el 15 de abril de 2013 a las 12:00 am

Archivo

20 cm

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El raciocinio es libre. Correcto, absurdo, desconcertante, no por eso deja de ser un ejercicio de nuestra mente; y cuando digo desconcertante, me acuerdo de un personaje de historieta (coetáneo de Quino) que quizá razonaba demasiado: el impredecible señor Porcel, y lo veo entrando a una ferretería y preguntar al empleado si tiene algo para medir una repisa.

–Sí, como no, –responde el empleado–. Tengo este metro.

–No, no' me sobra –le contesta Porcel–. Mi repisa tiene unos 80 cm. Me sobran 20. ¿No tendría usted un metro de 80 cm?

–Este' no' es que no hay –tartamudea el joven–. Pero ¿por qué no se lleva el metro y mide su repisa?

–Pues, muchacho, porque me sobran 20 cm. ¿Le parece poco?

Perdido, el empleado explica que “el metro mide 100 cm”. Para qué. El señor Porcel se irrita: “¡Valiente descubrimiento! Ya sé. Pero da la casualidad de que mi repisa mide 80 cm y que la vida está tan cara que no voy a desperdiciar 20 cm. Pobre país... que 20 por acá, que 20 por allá... van a terminar de arruinarlo”. Y se marcha, raudo y furioso, no importa adónde.

La lógica de Porcel es insostenible desde un punto de vista común y corriente. Pero acaso no lo sea aquí, ahora, en esta Costa Rica que pierde 20 cm diarios en ética, leyes mal numeradas y al pairo, contratos de rutas que no van a ninguna parte y metros de verdad.

  • Comparta este artículo
Archivo

20 cm

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota