Demanda de atención en Hospital de Niños creció un 610% en diez años

Por: Ana Yancy Flores 28 diciembre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

Todos los días, el Hospital Nacional de Niños (HNN) atiende en promedio entre cinco y seis menores que han sido víctimas de distintos tipos de agresión.

La primera causa de internamiento es la negligencia de quienes deben cuidarlos y esta incide en que quienes tienen menos de un año de edad sean las principales víctimas del problema social.

Aquella cifra, empero, no es fiel reflejo de lo que verdaderamente pasa en el país en cuanto a maltrato a menores pues solo representa la cantidad de casos que llegan al centro médico especializado.

Del 1.° de enero del 2012 al 24 de diciembre del presente año, el Hospital atendió 1.754 pequeños agredidos. Tal cantidad representa 210 casos más de los recibidos en el 2011, cuando el número fue de 1.544, precisó Rodolfo Hernández Gómez, director del HNN.

En términos porcentuales, el alza de un año a otro es de un 14.

Si el problema social se compara con la situación que se vivía hace una década atrás, los números se disparan. Desde hace 10 años a la fecha, los casos de agresión han crecido en un 610%, resaltó el doctor Hernández quien no tenía a mano el detalle de la cifra absoluta que representa ese porcentaje.

No distingue entre clase social. El maltrato infantil no sabe de estratos sociales. Las prácticas de violencia no están ligadas necesariamente a la pobreza, sino a situaciones de negligencia que se pueden presentar en todo tipo de hogares, aclaró Fanny Cordero, del área de Comunicación del Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

Los casos de negligencia más frecuentes hacen referencia a cuidadores que no alimentan al niño, que no le dan atención médica oportuna e, incluso, quienes los dejan olvidados en la escuela, enumeró la funcionaria del PANI.

Otras manifestaciones muy frecuentes por las cuales los menores son ingresados en el hospital son el abuso físico, sexual y emocional, la agresión prenatal y el síndrome del niño sacudido, mencionó Ana Virginia Quesada, jefa de trabajo social del Hospital de Niños.

“Se podría hablar de un recrudecimiento de las agresiones por abuso sexual. El Hospital recibe incluso a niños remitidos del Poder Judicial, para que se les dé el tratamiento antirretroviral contra la prevención del sida, debido a que fueron violados”, manifestó la trabajadora social.

Sobre cuán efectivos son los mecanismos empleados por el Hospital Nacional de Niños para la detención de violencia infantil, la funcionaria reconoció que la entidad siempre ha tenido problemas para identificar los casos y que deben trabajar más en tal sentido.

¿Quienes son los que agreden? Los padrastros y familiares que conviven bajo el mismo techo siguen siendo los principales agresores de los niños.

Pero también entra en juego la figura del agresor pasivo, representada por los cómplices, que deciden solapar tal situación.