Archivo

El 2008 cierra con cifra histórica de centroamericanos deportados desde EEUU

Actualizado el 31 de diciembre de 2008 a las 12:00 am

Archivo

El 2008 cierra con cifra histórica de centroamericanos deportados desde EEUU

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Guatemala (AFP). El año que termina no fue del todo bueno para los centroamericanos que emigraron en busca del "sueño americano", pues las autoridades de Estados Unidos expulsaron a más de 80.000 migrantes de esta región, un récord en materia de deportaciones.

"En Los Ángeles ganaba cinco dólares por hora, trabajaba 10 horas diarias durante cinco días, me iba muy bien, pero me agarraron y me deportaron", contó a la AFP Moisés Alejandro Vicente, uno de los 122 guatemaltecos que el martes regresó al país en el último vuelo de guatemaltecos deportados durante 2008.

El Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE) deportó a más de 154.000 centroamericanos y mexicanos durante el año fiscal 2008, un 46% más que el año anterior, según estadísticas de esa agencia.

Las deportaciones afectaron a 80.448 centroamericanos, más de un tercio del total de migrantes expulsados de Estados Unidos (212.000) durante el año fiscal 2008, terminado el 30 de septiembre, según el ICE.

Esta cifra es levemente superior a la del año anterior, cuando fueron deportados 79.632 centroamericanos. Durante 2006, fueron expulsados 60.005 migrantes de la región, de acuerdo al ICE.

Los más afectados fueron los hondureños con 29.307 deportados, seguidos por los guatemaltecos con 28.344. Los salvadoreños fueron 20.516 y los nicaragüenses 2.281.

En el caso de los guatemaltecos las deportaciones se cuadruplicaron en cuatro años, al pasar de 7.029 en 2004 a más 28.000 en el año que termina.

Sin embargo, la migración de guatemaltecos no cesa, como es el caso de Hilda Ramírez, quien a mediados de diciembre fue capturada en el desierto de Arizona, tras ingresar desde México con otros indocumentados.

"Soy madre de dos niños y trabajaba en una maquila, pero cerró y me quedé sin trabajo. Decidí irme y le pagué al 'coyote' (traficante de indocumentados) 15.000 quetzales (casi 2.000 dólares) y quedé con una deuda de 25.000 quetzales (casi 3.300 dólares)", afirmó Ramírez a la AFP.

Pero eso no es todo, pues la mujer, quien también llegó a Guatemala en el último grupo de deportados de 2008, entregó al traficante las escrituras de su casa como garantía de pago, por lo que ahora necesita buscar otras formas de saldar la deuda para no perder su hogar.

Ramírez y Vicente están decididos a quedarse en Guatemala, pues aseguraron que tras ser detenidos en Estados Unidos sufrieron maltratos físicos y psicológicos, por lo que no quieren hacer otro intento por viajar en forma ilegal a ese país.

PUBLICIDAD

Las remesas que envían los migrantes a sus familias tienen alta incidencia en la economía de algunas naciones centroamericanas.

Los guatemaltecos enviaron unos 3.900 millones de dólares entre enero y noviembre, mientras que a El Salvador llegaron remesas por 3.695 millones de dólares en 2007, casi una quinta parte del Producto Interno Bruto salvadoreño.

  • Comparta este artículo
Archivo

El 2008 cierra con cifra histórica de centroamericanos deportados desde EEUU

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota