Por: Álvaro Murillo 12 mayo, 2013

La presidenta Laura Chinchilla salió ayer al mediodía rumbo a Perú para participar en la boda de un hijo del vicepresidente Luis Liberman y, de paso, cumplir con una reunión mañana lunes con su homólogo, Ollanta Humala.

El viaje se conoció de manera repentina mediante un comunicado de prensa enviado por la Casa Presidencial después del mediodía de este sábado, luego de que la mandataria emprendiera un vuelo privado con rumbo a Lima.

Ahí se realizaba anoche la boda del hijo del segundo vicepresidente, a la que también asistieron el ministro de Comunicación, Francisco Chacón, su esposa Anabel González, ministra de Comercio Exterior, e Irene Pacheco, asistente de Chinchilla. El primer vicepresidente, Alfio Piva, quedó como presidente interino.

En la agenda presidencial no estaba incluida hasta ayer la reunión con Humala, con quien trataría temas diplomáticos y comerciales vinculados al Tratado de Libre Comercio que se aprobó en abril , informó la Presidencia en el boletín.

La agenda presidencial que se publica en el sitio web de la Presidencia señala para este lunes por la mañana una reunión de Chinchilla con su ministro Carlos Ricardo Benavides. En la agenda de Ollanta Humala tampoco aparecía ayer por la tarde la reunión con Chinchilla.

La cita, sin embargo, está programada para la mañana del lunes, pues el retorno de Chinchilla está previsto para la tarde.

Se intentó consultar más detalles de este viaje, pero al cierre de la edición ninguno de los encargados de prensa contestó.

Chinchilla irá a Quito, Ecuador, el 22 de mayo para la renovación del mandato de Rafael Correa y de ahí a Cali, Colombia, a la cumbre de la Alianza del Pacífico.

Etiquetado como: