Jenny Méndez fue la mujer más rápida y ganó con más de dos minutos de ventaja

 17 noviembre, 2014

El maratonista César Lizano apretó desde el arranque de la Lindora Run y siguió apretando en la recta final de la carrera para obtener el título por segunda vez en su palmarés.

Ayer más de 3.000 corredores se acercaron a Lindora, Santa Ana, a las 7 a. m., en una mañana que desde temprano ya envolvía en un calor húmedo que solo podía significar una cosa: el verano está a la vuelta de la esquina.

Desde la meta, Lizano salió disparado con la convicción de recuperar un cetro que en su momento había sido suyo (edición 2012) y hasta ayer, un mexicano lo tenía en sus vitrinas.

Aquel 17 de noviembre del año pasado, el azteca Mario Allende se robó las miradas y superó al atleta tico por un margen apretado de 14 segundos.

En la edición de ayer, Lizano voló con el pecho al viento junto con José Francisco Chaves y Gustavo Mora, liderando el pelotón a sus espaldas.

La competencia se definió en dos ascensos, uno al comienzo, que a sorpresa de todos a quien más deterioró fue al ganador del día, y otra en la recta final.

Cada pista plana y descenso era un columpio más por el cual Lizano transitó como en un tobogán para rescatar lo que perdió en las cuestas.

Esta imagen fue la tónica de la mayor parte de la disputa del liderato de la edición de ayer, en la carrera Lindora Run: César Lizano (derecha) codo a codo con Gustavo Mora en Santa Ana. | RÓNALD PÉREZ
Esta imagen fue la tónica de la mayor parte de la disputa del liderato de la edición de ayer, en la carrera Lindora Run: César Lizano (derecha) codo a codo con Gustavo Mora en Santa Ana. | RÓNALD PÉREZ

Por momentos, Lizano y Mora corrieron idénticamente al mismo paso en un mismo movimiento, los dos compartieron la punta en su recorrido por el centro de Santa Ana.

En el último gran ascenso, esa vez Lizano no arrugó su cara y se impulsó hacia el liderato, mientras que Mora bajó su ritmo, lamentándose de un fuerte cólico en su estómago.

“No es la primera vez que me dan cólicos, pero no es excusa, hay que tener espuela para saber manejarlo”, expresó Mora, quien vio cómo Lizano cruzó la meta cuando el crono marcaba 35:59.

En femenino, Jenny Méndez marcó un paso desde el inicio y no volvió a ver hacia atrás. Cuando se dio cuenta, había arrasado con su categoría y superó a todas sus rivales por más de dos minutos.

“Estoy feliz ya que llegué a mi gane 27 del año”, dijo Méndez.