Por: Vanessa Loaiza N. 9 marzo, 2013

Por considerar que incumplen requisitos de seguridad, el Tribunal Ambiental Administrativo ordenó ayer el cierre de las plantas envasadoras de la empresa Gas Zeta, en Caldera (Puntarenas) y Pérez Zeledón (San José).

La medida se tomó tras conocer informes de Bomberos y la Dirección de Transporte y Comercialización de Combustible del Ministerio del Ambiente y Energía (Minae).

“Los sistemas de protección, detección, alarma y supresión de incendios no satisfacen los requerimientos básicos establecidos por el Decreto Ejecutivo N.º 34768-MP y el Manual de Disposiciones Técnicas al Reglamento de Seguridad Humana y Protección contra Incendios del Cuerpos de Bomberos de Costa Rica”, dijo el informe de Bomberos al Tribunal.

Felipe Mejía, gerente de comunicación de la firma, calificó de “alarmista” el cierre, el cual, además, se hizo sin aviso previo.

Según dijo, ellos mismos le adelantaron al Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) que esas plantas serían sometidas a renovación y acondicionamiento.