Por: Cinthya Bran 22 enero, 2013

San José (Redacción). A días de iniciar el curso lectivo, la mayoría de centros educativos afectados por el terremoto de Nicoya, del pasado 5 de septiembre, aún están a la espera de que inicien las obras de construcción, restauración o mejoras en sus instalaciones.

Tal es el caso de las escuelas de Portegolpe, El Bejuco de Tempate, Brasilito y María Leal de Santa Cruz, entre otras, así como la escuela Cacique Nicoa, Las Montañitas de Nicoya, la escuela de Santa Ana de Belén de Carrillo, entre otras.

En total, 41 centros educativos de los cantones de Santa Cruz, Nicoya, Carrillo, Hojancha y Nandayure que resultaron dañados por el terremoto de Nicoya.

A pesar de ello, en el curso lectivo pasado cientos de estudiantes tuvieron que recibir clases en comedores, salones comunales, iglesias y otros regresaron a las mismas aulas.

Este mañana, el jefe de Infraestructura del Ministerio de Educación Pública, Carlos Villalobos, dijo a ADN 90.7 que la institución valora alquilar salones comunales para iniciar el curso lectivo, en lugares donde se deberá reconstruir centros.

Más de 50 escuelas requieren ser demolidas y reconstruidas.