Dura competencia El ganador de la Batalla Territorial competirá en Brasil; la eliminatoria se realizará este lunes, en el cine Magaly, San José

Por: Fernando Chaves Espinach 29 junio, 2014

El cine Magaly vibrará con la energía del hip-hop , este lunes, en la cuarta edición de la competencia de breakdance individual Batalla Territorial. El encuentro empezará a las 5 p. m., y participarán los dos mejores bailarines de cada país de Centroamérica.

En esta competencia, el istmo busca a quien la representará en el evento Red Bull BC One Latinoamerica Cypher, que se realizará en Brasil, en agosto. El encuentro es el evento más grande de breakdance en la categoría individual.

Amplio. Participarán más de 80 bailarines. Arte de Impacto para La Nación.
Amplio. Participarán más de 80 bailarines. Arte de Impacto para La Nación.

Emerson Hernández, artista y organizador del concurso, explica que la competencia brasileña es de muy alto nivel, pues en ella se elegirá al representante latinoamericano para la edición mundial.

En total, participarán 16 competidores en el Cine Magaly. Más de 85 b-boys se inscribieron y se puede esperar una demostración de múltiples exponentes de este género de arte urbano. La entrada para el público en general tiene un valor de ¢3.000.

“El jurado del evento es Lil’ G, de Venezuela, campeón mundial tres veces consecutivas en la categoría de power move , la de movimientos acrobáticos más difíciles”, detalla Hernández, quien considera su participación una prueba de la calidad que alcanza esta edición.

Impulso. Para los organizadores de Batalla Territorial, llegar a una cuarta edición y ser tomados en cuenta para la competencia brasileña es una muestra de que el talento centroamericano se está dando a conocer fuera de la región.

“Tanto para el breakdance como para la cultura hip-hop es muy relevante, porque los ojos del mundo estarán en Costa Rica el 30 de junio. Que sepan que aquí se hace hip-hop , y hay buenos artistas”, considera Hernández.

David Sánchez, DJ de Ritmo X (Panamá), espera apreciar la calidad de los competidores. “Hay bastante gente nueva a la que no conozco, y quiero ver cómo está el nivel en Costa Rica”, dice.