Archivo

¿Para qué celebrarel Día del Agricultor?

Actualizado el 15 de mayo de 2012 a las 12:00 am

Agricultores perderán sus tierras debido a los altos impuestos de bienes inmuebles

Archivo

¿Para qué celebrarel Día del Agricultor?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hay poco que celebrar este 15 de mayo, Día del Agricultor. Este es el sentimiento que se ha apoderado del sector agrícola, pecuario y acuícola costarricense, pues la fórmula de cálculo del actual impuesto sobre bienes inmuebles resulta irrazonable, injusto y desigual.

El nuevo impuesto a la propiedad, basado en la llamada “Plataforma de Valor por Zonas Homogéneas (PVZH)”, fundamenta el cálculo del impuesto en diez factores (área, frente, regularidad, nivel, tipo de vía, pendiente, servicios públicos, ubicación, hidrología y capacidad de uso del suelo), colocando la ubicación de la finca, por encima de un factor fundamental como lo es el uso de la tierra para determinar el valor sobre el cual se cobrará el impuesto.

La Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria (CNAA), UPA Nacional y UPIAV, han manifestado en reiteradas ocasiones su preocupación por la obstaculización en la Comisión de Asuntos Agropecuarios de la Asamblea Legislativa del Proyecto de Ley N° 18.070 denominado “Ley para la Preservación del Uso Agropecuario de los Terrenos”. Este proyecto redactado y presentado por nuestro sector establece una disminución de un 80% al valor de la tierra en aquellos terrenos dedicados a la producción agrícola, pecuaria y acuícola, siempre que estos hayan sido tasados con las Plataformas de Valor de Zonas Homogéneas establecidas por el Órgano de Normalización Técnica (ONT) del Ministerio de Hacienda.

Los diputados deben resolver urgentemente este grave problema que afecta con tanta severidad a los agricultores. Nos encontramos a las puertas de una emergencia: las plataformas de valor ya se están aplicando en 76 de las 81 municipalidades de nuestro país, poniendo en riesgo la producción nacional, la seguridad alimentaria y la supervivencia de miles de familias productoras costarricenses.

El cálculo del impuesto sobre bienes inmuebles en tierras agrícolas es irracional y confiscatorio. El actual impuesto sumirá en la insolvencia a muchos productores nacionales, quienes se verán forzados al abandono de sus actividades, propiciándose de esta manera, una reforma agraria al revés.

Pese a que el país apostó por una apertura comercial, a la agricultura se le está arrinconando a ser menos competitiva. Esta crisis de competitividad la profundizan factores regulados por el Estado como los combustibles, la electricidad, los seguros, los salarios y la administración de acuerdos comerciales. Además, nuestro sector se niega a aceptar la condición de invisibilidad que se le ha impuesto en temas ambientales. De ninguna manera podemos admitir que se nos deje por fuera en la construcción de una agenda ambiental nacional que proteja y promueva la producción responsable, pues la excesiva regulación y tramitología son también obstáculos importantes que afectan seriamente la competitividad.

PUBLICIDAD

Sin nada que celebrar. Es difícil celebrar un Día del Agricultor bajo estas condiciones y sobre todo, cuando se deja de lado que la agricultura genera un importante encadenamiento productivo, el cual se traduce en un valor agregado mucho más alto que el de otros sectores. Esto propicia la paz social y una mejor distribución de la riqueza y empleo, principalmente en las zonas rurales.

Se dificulta festejar cuando el sector agropecuario, recibe el apoyo del Gobierno, pero este no ha mostrado tener el músculo necesario para impulsar la aprobación del Proyecto de Ley N.º 18.070. Lo mismo sucede cuando algunos diputados de corte “municipalista”, alcaldes y la Unión Nacional de Gobiernos Locales se unen y anteponen sus intereses a los de un sector que lucha por mantenerse, promoviendo juntos, en el fondo, la extinción de la agricultura y sus últimos sobrevivientes.

El sector agropecuario no está en contra del impuesto. A lo que se opone es a la injusticia y al método utilizado para cobrar dicho tributo, que ignora la importancia de incluir el factor de uso agropecuario como condición esencial de valoración, base para el cobro del impuesto.

Los agricultores de todo el país estamos unidos como una sola fuerza para lograr que se escuche la voz de un sector que representa a más de 680.000 familias y que les da de comer a todos los costarricenses.

Alvaro Sáenz. Presidente,CNAA

Guido Vargas. Secretario General.UPA NACIONAL

Luis Román Chacón. Secretario General, UPIAV

  • Comparta este artículo
Archivo

¿Para qué celebrarel Día del Agricultor?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota