5 julio, 2012

Panamá (AFP). El organismo internacional que regula el comercio y la caza de ballenas rechazó hoy una propuesta de Dinamarca para ampliar los derechos de caza de ballenas para los pueblos aborígenes de Groenlandia, que supondría matar a 10 ballenas jorobadas al año.

En un resultado que sorprendió a algunos observadores, los demás miembros de la Unión Europea votaron en contra de Dinamarca en la reunión anual de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) en Panamá, tras no llegarse a un acuerdo para reducir los límites de captura propuestos.