La mayoría ofrece comida tradicional con opción de esos platillos distintos

Por: Marvin Barquero 3 agosto, 2013

Una notable oferta de comida “saludable” surge en Costa Rica con el fin de atender un crecimiento moderado de la demanda.

Tal es la percepción de los empresarios que se adentran en este segmento de restaurantes. Agregan que se trata de un consumidor con nivel de educación alto y con mayores exigencias.

Ese cliente paga con gusto por la comida, pues sabe lo que recibe y cree en el beneficio a su salud, aseguran los empresarios.

En el segmento están quienes venden platos vegetarianos, de alimentos orgánicos o con productos obtenidos con prácticas de sostenibilidad ambiental.

La oferta de los restaurantes va desde la experiencia de La Oliva Verde, presente con formatos a la carta y en food court , hasta formatos de hoteles, como el del hotel Villa Blanca, en San Ramón.

Product C, en Escazú, pone en sus platillos solo mariscos provenientes de pesca responsable. Eso atrae a los consumidores. | JORGE ARCE.
Product C, en Escazú, pone en sus platillos solo mariscos provenientes de pesca responsable. Eso atrae a los consumidores. | JORGE ARCE.

Pocos son los que se especializan y ofrecen únicamente platos vegetarianos, de productos orgánicos o de alimentos obtenidos de manera sostenible. La mayoría trabaja en las dos opciones: el cliente puede escoger entre la comida tradicional o alguna presentación “saludable”.

Algunas opciones. La finca propia que provee de verduras y hortalizas, leche y queso orgánicos al restaurante del hotel Villa Blanca, en San Ramón, es uno de los ejemplos. El plan se ha extendido ahora a comprar productos logrados de manera sostenible en los pueblos alrededor o en Tárcoles, con una cooperativa de pescadores, dijo el gerente del hotel, Joxan Obando.

La comida libre de gluten, especial para celiacos, es un atractivo en el restaurante Limoncello Sabores de Italia, detrás del cine Magaly. Ofrece también la comida tradicional y los platillos sin gluten solo requieren de más tiempo de preparación, dijo su administradora, María Eloísa Cordero.

Comida y una línea de productos sin azúcar y bajos en grasa y en sodio, así como la información nutricional en el menú, son los ganchos en Sweet Treat’s by Paulas , en Curridabar y en Escazú.

La comida “saludable” mediterránea de La Oliva Verde se puede obtener tanto el tradicional restaurante a la carta, en Lindora, San Pedro, Rohrmoser y Paseo Colón, como en food court , en Multiplaza de Escazú o en Zona Franca América.

En Escazú, el Restaurante Product-C le garantiza que los mariscos provienen de comercio justo y de prácticas sostenibles.