Una canción para antes de partir de este mundo

Últimas noticias

¿Que haría usted si le diagnostican una enfermedad terminal y le queda solo un año de vida? ¿Angustiarse hasta no soportar el dolor o convertirse en estrella de rock? Zachary David Sobiech, o simplemente Zach, un joven estadounidense diagnosticado con una rara clase de cáncer tomó la segunda decisión.

Zach Sobiech murió el 20 de mayo a los 18 años y dejó en el mundo no solo su inapagable sonrisa en la memoria de su gente, sino también una canción titulada Clouds que ha tenido más de seis millones y medio de reproducciones en YouTube. “Si tan sólo me quedara un poco más de tiempo contigo / podríamos subir, subir, subir / y darnos un pequeño paseo / y sentarnos allí tomados de la mano / y todo estaría tan bien / y quizás algún día te vuelva a ver / flotaremos en las nubes y nunca veremos el final”, dice una de las estrofas de la canción que alcanzó el número 1 de descargas en Itunes dos días después de su deceso, y que ingresó como número 26 al top 100 de Billboard.

Zach fue diagnosticado con una osteosarcoma en el 2009, un extraño tipo de cáncer que ataca los huesos. Desde los 13 años, había luchado contra su enfermedad con esperanza y alegría.

“Él decidió: ‘no quería estar más en el hospital, quiero estar con mis amigos, quiero sentirme enfermo, y quiero estar en casa’”, dice Laura, la madre de Zach, en un video documental de la productora Soulpancake sobre los últimos días del cantante.

“Un cáncer te ayuda a ver que la vida es mucho más de lo que imaginas, que tiene mucho más significado del que pensamos y que la belleza es aún más bella de lo que creemos”, agrega.

Después de varias cirugías, quimioterapia y radiación, el joven Zobiech se agravó en su enfermedad, y en el 2012 le pronosticaron menos de un año de vida. Zach tomó su guitarra y se lanzó a los escenarios de Lakeland en Minnesota cantando Clouds . El tema llegó hasta las celebridades como Ashley Tisdale, Colbie Caillat, Jason Mraz, entre otros, quienes hicieron un video tributo en donde los artistas cantan con Zach su canción.

Zach comenta que la muerte es algo más en nuestra agenda. “Es como estar sentado en la oscuridad y tienes dos opciones: asustarte o bien relajarte y quedarte dormido”. Él quiere ser recordado como aquel chico que nunca paró de luchar. Su canción ya ha ayudado a recoger cerca de $325.000 para la Fundación Zach Sobiech Osteosarcoma a través de Children's Cancer Research Fund.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Una canción para antes de partir de este mundo