Archivo

Un canal y el río que nos separa

Actualizado el 31 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Hecatombeecológica enciernes que afecta a nuestros países

Archivo

Un canal y el río que nos separa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Dr. Salvador Montenegro Guillén es un ilustre hidrogeólogo científico nicaraguense de larga y prestigiosa trayectoria, director y fundador del Centro para la Investigación en recursos acuáticos de Nicaragua. Como tal, sus escritos, referentes a recursos hídricos y sistemas eco-ambientales, sientan cátedra por sí mismos; sus análisis serios , estudios, investigaciones y valientes escritos resultan claramente sólidos.

En el anterior contexto, he leído con detenimiento sus recientes artículos publicados en La Nación : “ La contaminación del Río Colorado desde el Río San Juan “ , “ El río que nos une: no puede existir cooperación donde existedesconfianza”, así como también “ Buscando la ruta interoceánica “, La séptima Ruta “ , “ el canal Interoceánico sería inviable “ y otros artículos publicados en diversos medios nicaraguenses e internacionales . Él señala en ellos los grandes riesgos que se corren de llevarse a cabo la construcción de ese canal hasta llegar a la conclusión de que : “ La construcción de un canal interoceánico que atraviese el lago sería inviable ambientalmente , especialmente si se combinan con los otros proyectos que se incluyen en la iniciativa , como lo son , la irrigación masiva y la instalación de una central hidroeléctrica en el río San Juan”. Y no se debe olvidar , claro está, las inequívocas consecuencias jurídico- internacionales , dada la naturaleza legal pre establecida de este río fronterizo.

El peor escenario. Hoy día , cita don Salvador , “ la propuesta de construcción del moderno Gran Canal Interoceánico se ha orientado al tránsito internacional de barcos de mayores dimensiones que ostentan mayor calado, por lo que la profundidad del dragado en el Cocibolca debería superar los 25 metros verticalmente”. Concretando: El costo de mantener el canal libre de sedimentos es mayor que lo que cuesta construirlo, la salinización del lago y del río inevitable y la fragilidad ambiental extrema ante accidentes con hidrocarburos u otros tóxicos persistentes sería una amenaza constante y real.

“La contaminación así causada en un cuerpo de agua dulce , especialmente siendo continental , constituye el peor escenario de destrucción ambiental irremediable” y concluye diciendo : “Ninguna ruta canalera que atraviese el Gran Lago Cocibolca debe ser aceptada por nuestro pueblo ni gobierno (refiriéndose por supuesto al gobierno nicaraguense ) , dado el alto riesgo y sostenibilidad “. Obviamente, esta hecatombe ecológica que el Dr. Montenegro apunta, causará también, irremediablemente, la destrucción del ecosistema de la cuenca en el lado de Costa Rica. Los conflictos jurídicos internacionales entre ambas naciones y la comunidad internacional comprometida con el medioambiente serían inevitables.

PUBLICIDAD

Deforestación y ocupación. No obstante lo anterior, El Congreso de Nicaragua aprobó recientemente la construcción del Gran Canal Interoceánico que atraviesa el Lago de Nicaragua y el río San Juan. El presidente Daniel Ortega ha repetido hasta la saciedad: “ 'el Derecho Soberano de Nicaragua a construir el Canal a través del lago y del Río San Juan” y señala que “ nadie puede prohibirnos su construcción “. Al presente existen varias empresas y naciones involucradas en la etapa de proyectos y don Daniel declara que el canal estará concluido mucho antes del plazo fijado. Anteriormente las autoridades nicaraguenses dragaron el río y ocuparon isla Calero, territorio que forma parte de Costa Rica, deforestando de paso con sus acciones , amplios territorios costarricenses.

Impidieron , así también , la libre navegación tica sobre el río San Juan establecida en el Tratado Cañas Jerez de 1858 , todo lo cual obligó a Costa Rica a acudir a las instancias internacionales para dirimir los conflictos y a iniciar la construcción de una trocha fronteriza que sirviera para cumplir los objetivos de vigilancia , movilización y transporte de cosechas e insumos de las comunidades fronterizas sin depender del río ..

Incumplimiento sistemático. Es un hecho comprobado lo apuntado por el Dr. Montenegro acerca de la actual contaminación, plena responsabilidad de empresarios de ambos países , por plaguicidas , metales , materia orgánica , hidrocarburos y tóxicos , así como también la alta y creciente contaminación de las aguas del Lago con materias fecales . Son urgentes e impostergables desde un punto de vista racional entre naciones hermanas , las acciones conjuntas de ambos gobiernos en ese sentido y hago mías las palabras del embajador Sancho en Managua de “'fraternidad y concordia entre nuestra naciones” y las del Dr. Montenegro “ promover un proceso de aproximación a través del diálogo”.

Sin embargo , es un hecho incontrovertible el que no puede haber negociación cuando existen sobradas razones para tener desconfianza, no solo por la invasión a territorio costarricense , sino también por el incumplimiento sistemático de las medidas ordenadas por la Corte Internacional de Justicia.

  • Comparta este artículo
Archivo

Un canal y el río que nos separa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota