Archivo

Seamos el cambio que buscamos

Actualizado el 21 de junio de 2010 a las 12:00 am

Archivo

Seamos el cambio que buscamos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Si queremos que Costa Rica logre convertirse en país desarrollado es necesario diseñar una estrategia que aproveche la fortaleza de la micro-, pequeña y mediana empresa. Las siguientes líneas son resultado del conocimiento generado por el Observatorio de MIPYMES. Con esta base se presentan los cinco cambios que como país debemos priorizar.

Las MIPYMES forman el 98,05% del parque empresarial formal, son ágiles, flexibles y se adaptan para enfrentar las crisis. Durante la reciente recesión empresas grandes dejaron de existir, disminuyendo el empleo que generaban. Las microempresas, en cambio, crecieron tanto en cantidad como en empleo generado. El parque empresarial creció en 1789 empresas formales, con 56 empresas grandes menos y 1845 MIPYMES más.

La MIPYME genera la mitad del empleo privado formal. Aunque el empleo privado disminuyó en un 2,04% durante la crisis, el comportamiento entre el tipo de empresas fue diferente. La empresa grande disminuyó en 3,3%, la MIPYME formal, en cambio decreció solo en 0,6% porque la microempresa es el único tipo de empresa que más bien generó empleo durante la crisis, habiendo crecido un en 3,8%. Es decir que el tipo de empresa más pequeña de menos de 5 trabajadores fue la que creció en esta época. Por esta razón, si se consideran todas las empresas, formales y semiformales, su cantidad creció en un 5,7% durante la crisis, ahora son 144 520 empresas.

Revisar cambios. Dada la importancia de las MIPYMES para el desarrollo del país, es indispensable revisar cinco cambios necesarios para fortalecerlas y enfocarlas hacia el desarrollo. Es necesario reconocer que el ambiente actual de negocios no favorece a la MIPYME. El país ocupa el lugar 121 según “Doing business”, que evalúa en ambiente de negocios. Costa Rica es superada por Nicaragua (117) Guatemala (110) y El Salvador (84), países centroamericanos de menor desarrollo económico y humano. Claramente el ambiente de negocios requiere ajustes estratégicos.

Es urgente, en primer lugar, actualizar y hacer eficiente la arquitectura de apoyo a la MIPYME La iniciativa empresarial debe ser competitiva y la formalización, consecuencia de esto. El diseño integral de los trámites debe ser el primer recorrido de esta articulación.

En segundo lugar, es necesario consolidar la Banca para el Desarrollo con un enfoque estratégico en la innovación, empresas nacidas globales, creación de consorcios, encadenamientos y parques de innovación. Esta prioridad está relacionada con otra de igual importancia y es el tercer cambio necesario para mejorar la competitividad de las MIPYMES hacia el desarrollo Según el World Economic Forum , Costa Rica se encuentra en la segunda etapa de desarrollo económico, marcada por la eficiencia. Para que avance a la tercera etapa, como la mayoría de países desarrollados, es necesario que aumente la inversión en investigación, innovación y desarrollo y que mejore la sofisticación de negocios.

Inversión inteligente. En este aspecto, Costa Rica debería aspirar a ser la Suiza centroamericana en inversión inteligente, investigación, innovación y desarrollo. Suiza es líder en esto sin mencionar su liderazgo también en el registro de patentes, en la generación de empleo de alta calidad en industria y servicios de alta tecnología y en la exportación de productos innovadores.

El cuarto cambio necesario hace referencia a la sofisticación de negocios. El diseño de políticas, programas y proyectos de apoyo a la MIPYME debe priorizar la actividad y la persona, fomentando la fusión de actividades, v. gr. agro, industria y turismo, y es integral a lo largo de la vida de la persona emprendedora, no solo de la empresa.

El quinto cambio no está limitado a la creación de empresas sino más bien orientado a las personas: el fomento de cultura emprendedora, incorporando la participación del sistema educativo, familias, empresas, y sociedad.

Un ecosistema de negocios requiere un balance entre lo ambiental, lo social y lo económico. Innovación significa inversión inteligente y MIPYME significa democratizar el desarrollo. ”El cambio –dice Obama– no vendrá si esperamos por otra persona o por otro momento. Nosotros somos las personas que esperamos. Nosotros somos el cambio que buscamos”.

  • Comparta este artículo
Archivo

Seamos el cambio que buscamos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota