Compañías se niegan a entregar informes sobre controles de calidad

Por: Gustavo Arias R. 26 enero, 2013

San José (Redacción). La Cámara Nacional de Comerciantes Detallistas y Afines le pidió a las autoridades que ejerzcan mayor control sobre las empresas envasadoras de gas, para evitar tragedias como la sucedida en Alajuela , el lunes anterior.

“El sector detallista de nuestro país, y por ende el consumidor, está en grave riesgo, porque tienen que recibir el gas en cilindros, que en muchos casos por su estado de deterioro, no tienen las mínimas medidas de seguridad, poniendo en grave peligro a quienes los comercializan y sobre todo al consumidor y su familia”, menciona un comunicado de prensa enviado por la Cámara.

Según los detallistas, los problemas más frecuentes que presentan los cilindros es que se encuentran severamente golpeados y no se les cambian las válvulas.

La Cámara le pidió a las autoridades encargadas de la supervisión de estas empresas que realicen una exhaustiva revisión de los cilindros de gas que están en el mercado, así como de los que se encuentran en las bodegas de las empresas envasadoras.

El ministro de Ambiente y Energía, René Castro, en declaraciones a La Nación informó que las tres empresas que venden gas en el país (Gas Nacional Zeta, Tomza y Petrogas) se niegan a entregar informes sobre sus controles de calidad.

“Las compañías se resisten a entregar la información y han metido recursos en contra porque dicen que afecta su competitividad, pero tienen la obligación de hacerlo”, manifestó Castro.

En Costa Rica existen unos 475.000 usuarios de gas licuado de petróleo (LPG).

Etiquetado como: