Por: Esteban Oviedo 7 mayo, 2012

La empresa Cabinas San Isidro, propiedad de familiares del presidente del Movimiento Libertario, Otto Guevara, le prestó $100.000 (poco más de ¢50 millones) a ese partido para que pudiera renegociar un crédito con otro acreedor.

Este nuevo préstamo, el cual está reflejado en los estados financieros de dicha agrupación política, fue confirmado por Guevara.

Según comentó el excandidato, ese dinero le permitió al Movimiento Libertario pagarle a La Seguridad de los Océanos $100.000 de los $250.000 que esa sociedad, de la prestamista Carla Gómez, le había entregado al Partido en noviembre del 2010, con un año de tiempo para pagar y un 18% de interés anual.

El plazo de esa operación ya se encontraba vencido, manifestó Guevara, por lo cual debieron efectuar un abono, con el fin de lograr una extensión del plazo de pago.

De acuerdo con el presidente del Movimiento Libertario, Cabinas San Isidro le prestó el dinero a la agrupación política mediante una letra de cambio, y el crédito debe ser cancelado en el mes de diciembre.

Sobre el resto de la deuda con La Seguridad de los Océanos, el político afirmó que el saldo de $150.000 fue cancelado con el reembolso que el Partido recibió del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) por su participación en la campaña de alcaldes de diciembre del 2010.

El crédito con esa sociedad estaba garantizado con una propiedad de los hermanos Otto y Péter Guevara, en Cabo Velas, Santa Cruz, Guanacaste.

Etiquetado como: