Por: Esteban Mata Blanco 16 octubre, 2012
 El hundimiento del Fella fue noticia en marzo de 1941. | ARCHIVO
El hundimiento del Fella fue noticia en marzo de 1941. | ARCHIVO

Hundidos en las pacíficas aguas de Puntarenas desde hace más de 70 años, los restos del que fuera el buque italiano Fella, fueron tomados en cuenta por el Congreso para ser declarados patrimonio histórico de Costa Rica.

La posibilidad de que los despojos de la nave tengan esta designación avanzó en la Asamblea, cuando la Comisión Permanente Especial de Ciencia y Tecnología dictaminó el expediente 18.460, la semana pasada.

El proyecto lo impulsó el diputado de la Unidad Social Cristiana Rodolfo Sotomayor, quien afirmó que presentó el proyecto ante la controversia que se dio en Puntarenas por el robo, meses atrás, de algunas piezas del buque hundido.

La historia del buque se remonta a marzo de 1941, cuando la nave fue incendiada, aparentemente, por sus propios tripulantes.

El barco permanecía anclado junto al navío alemán Eisenach. Las autoridades costarricenses iban a abordar ambos barcos para requisarlos. Eran tiempos tensos a nivel internacional, la Segunda Guerra Mundial empezaba a generar suspicacia y malicia entre las autoridades costarricenses.

Sin embargo, antes de que se pudieran abordar las naves, sus propios tripulantes les habrían prendido fuego. El barco alemán se alejó del puerto, sin embargo, el Fella quedó anclado, en ruinas, como un testigo de las tensiones causadas por el asomo de la guerra en las aguas tropicales.

El proyecto de ley pasará ahora al plenario para su discusión.