Evento empezó a las 10 a. m. y terminó pasadas las 11 p. m.

Por: Katherine Chaves R. 20 abril, 2013

Un poco, pero inyectado público y muy buena música; ese fue el escenario que tuvo el tan esperando Rock Fest durante la mañana, la tarde y la noche de hoy.

El evento, que no llenó ni la mitad del Palacio de los Deportes, lugar en donde se realizó, cautivó a los fieles roqueros que no quisieron perderse esta gran cita.

La escenografía era muy audiovisual y se dividió en dos tarimas, lugar por donde pasaron 27 bandas nacionales que enloquecieron a todos los presentes.

La actividad empezó a las 10 a. m. con la agrupación Foffo Goddy y eso fue motivo suficiente para inyectarle energía al público que recién llegaba al recinto.

Tras ese grupo, pasaron otros como Lucho Calavera, Los Govinda, Seka y Xpunkha.

Pero no fue hasta que se presentó Akasha que los roqueros se involucraron, por completo, con el espectáculo.

Esa banda nacional puso a cantar al público su reconocido tema Descriptar . Con eso, las manos se elevaron al aire y el ambiente se convirtió en una fiesta total de rock .

El evento seguía y con eso llegó el momento para que Evolución cantara. La gente enloqueció y cantó a todo pulmón Voy por ella y En el éxtasis . La vibra que se sentía era impresionante.

Pero si ahí el ánimo estaba encendido, no se podría ni describir entonces qué fue lo que pasó cuando apareció en escena la banda Insano.

Ese grupo tenía 30 minutos para hacer que sus seguidores perdieran la cabeza y, si se juzga por lo que se vio, definitivamente cumplió con su objetivo.

Los roqueros armaron un pequeño, pero enérgico mosh , en el que tiraron agua, y hasta gaseosa por los aires. ¡Fue una locura total!

Después de ellos, llegó el turno de Percance. Ellos se aferraron a su estilo único y eso hizo que las personas que estaban justo al frente de la tarima brincaran con ellos. Empero, ora parte de los presentes abucheó y hasta pedía, con ciertos movimientos de manos, que cambiaran de artista.

A pesar de ello, Percance logró cautivar a sus seguidores y salió como los grandes.

Tras eso, El Guato y Gandhi tocaron para ceder el paso a uno de los más esperados de la noche: Sonámbulo.

La gente brincaba, levantaba sus manos y simplemente se dejaban llevar por la música que al fin y al cabo los reunió hoy: ¡el rock !

El evento terminó pasadas las 11 p. m. y dejó en todo el público una gran sonrisa, que dejaba ver lo bien que la pasaron en el día.

Etiquetado como: