Por: Patricia Leitón 16 febrero, 2013

Luego de tres semanas y media de no comprar dólares, el Banco Central volvió a intervenir en el mercado cambiario.

La entidad adquirió el jueves pasado $5,8 millones y el viernes $5,3 millones en el mercado mayorista (Monex).

El Banco Central paga estos dólares con colones que tiene la potestad de fabricar y poner en circulación, los cuales van a dar a manos de las personas que pueden utilizar una parte para comprar y con ello presionar al alza los precios internos (si la producción no crece al mismo ritmo).

Es por eso que las autoridades han realizado esfuerzos para detener el ingreso de divisas al país por medio de capitales financieros.

La entidad adquiere estos dólares para evitar que el precio de la divisa baje de ¢500, que es el piso de la banda cambiaria.

En las últimas tres semanas, el precio del dólar en el mercado mayorista se había mantenido un poco por encima de los ¢500, pero no había tocado dicha cifra y por eso el Banco Central no había comprado divisas.

Esta semana, el valor promedio de la divisa en el mercado mayorista bajó ¢1,23 y ayer terminó el día en ¢500,02.

En este mercado pueden participar todas las personas que negocien un monto mínimo de $1.000 y que cuenten con un certificado digital.

Allí se negocia cerca del 15% de las divisas del mercado.

El resto se transa en el mercado minorista, que son los montos que negocian las entidades financieras con el público.

En el minorista el precio de la divisa quedó ayer en ¢495,79 la compra y en ¢506,86 la venta.