Por: Óscar Rodríguez 27 mayo, 2013
 La deuda externa del país sería la primera en recibir la sanción, si el grado de inversión del país cambia, pues se encarecería. | JORGE ARCE/ARCHIVO
La deuda externa del país sería la primera en recibir la sanción, si el grado de inversión del país cambia, pues se encarecería. | JORGE ARCE/ARCHIVO

Una baja en el grado de inversión de Costa Rica sería una muy mala señal para los mercados extranjeros, encarecería el endeudamiento del Gobierno y tendría un impacto en la inversión del país.

Así opinan expertos consultados sobre la posibilidad de que la agencia Moody’s disminuya la perspectiva del país. Gabriel Torres, analista principal de deuda soberana de la calificadora, reconoció ante La Nación que la confianza dada al país hace dos años, cuando se le dio grado de inversión, está ahora en análisis por la falta de avance en materia fiscal.

Incluso Standard & Poor’s advirtió, en su último informe de febrero anterior, que si el deterioro en temas fiscales continúa rebajarán la nota de Costa Rica.

A El Salvador y Honduras, Moody’s les degradó su calificación, en el último año, por la falta de acción en reformas económicas y el bajo crecimiento.

Golpe. “Afectaría a todo el país, incluyendo el sector privado. La mala nota se la estaría ganando el país por su desidia fiscal y la falta de compromiso con las reformas económicas”, sostuvo Jorge Guardia, expresidente del Banco Central.

El economista agregó que las llamadas de atención deberían servir para que las autoridades gubernamentales salgan de su letargo.

Fernando Rodríguez, economista del Programa de Estudios Fiscales de la Universidad Nacional (UNA), dijo que es muy perjudicial para el país avanzar y luego retroceder en su calificación.

“Si el grado de inversión se mantiene, no pasa nada; si se avanza, todo el mundo pone atención, pero si se retrocede habrá más atención sobre el país”, recalcó.

Por otra parte, fondos de pensiones e inversión internacionales dejarían de optar por los eurobonos costarricenses pues tienen límite para invertir en instrumentos que no tienen una calificación de inversión, observó Melvin Garita, gerente de Lafise Puesto de Bolsa.

“Habría un mayor costo en las captaciones que podría hacer el Gobierno entrante en el extranjero, pero también afectaría los títulos del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) en el mercado internacional”, sostuvo Garita.

Édgar Ayales, ministro de Hacienda, dijo que la penalización, en el caso del Gobierno, sería con el encarecimiento de sus títulos de deuda externa hasta en un punto porcentual.

Durante la última venta de eurobonos, en abril anterior, estos se negociaron a un rendimiento del 4,375% para los títulos colocados a 12 años plazo y del 5,625% para los de 30 años.