Carlos Vargas, director general deTributación Directa

Por: Marvin Barquero 15 diciembre, 2012

¿Qué valor tiene para Tributación hacer pública esta lista?

Si se quiere ver de alguna manera es como una denuncia pública de que las empresas o personas que están ahí tienen deudas con el Estado; es con todos nosotros, con todos los ciudadanos. Si se quiere es darle rostro. Lo que hace es evidenciar la situación de esas personas.

Pero hay deudas de muchos años, de empresas que incluso ya no tienen razón social...

Hay casos de períodos anteriores que han llevado todo un proceso de discusión, de recursos, incluso algunos fueron a instancias judiciales y quedaron confirmados, por eso es que aparecen en la lista. Ya la deuda está confirmada. En algunos casos está en cobro administrativo y en otros, en cobro judicial.

Pero, ¿esta publicación les ayuda?

Algunos contribuyentes, cuando entran en la lista, corrigen su situación; con otros se dificulta un poco la gestión de cobro y llegan a cobro judicial no pocos de ellos. En general, nos ayuda porque significa una presión pública sobre esas personas o empresas.

¿Cómo agilizar el trámite?

Lo que hemos tratado de hacer con las recientes reformas al Código Tributario, incorporadas en la Ley de Fortalecimiento, es acortar los procesos para que las deudas no se nos hagan tan viejitas. Eso nos permite una ubicación más ágil de los contribuyentes y tratar de que aún estén activos. La legislación es nueva.