Por: Marvin Barquero 7 junio, 2013

Una comisión del Gobierno logró, al menos, una promesa de los jerarcas de la aerolínea Avianca en el sentido de que no habrá más despidos en sus operaciones en Costa Rica.

También hubo un compromiso de no reducir más vuelos al país, comunicó ayer el ministro de Turismo, Allan Flores.

El funcionario integró la comisión gubernamental junto con el ministro de la Presidencia, Carlos Ricardo Benavides, y la viceministra de Transporte Aéreo, Ana Cecilia Jenkins. La comitiva se reunió el miércoles con el máximo jerarca de Avianca, Fabio Villegas, a petición del Gobierno tico.

Costa Rica se queja porque Avianca decidió suspender los vuelos directos al país desde Nueva York, Los Ángeles, La Habana, Quito y Guayaquil, sin previo aviso. Asimismo, despidió a 261 empleados.

Además, el Gobierno teme por el fuerte golpe que esa situación implicará para sectores productivos, en particular el turismo.

Flores dijo que uno de los objetivos era tener claridad acerca del futuro de las operaciones en aquí, lo cual se logró.

Reconoció que el Gobierno no puede tener injerencia en las decisiones de la aerolínea, aunque sí se le reclamó a Villegas y su equipo que no se informara de previo. Avianca solo se disculpó por esa decisión, reconoció Flores.

La aerolínea igualmente dio algunas justificaciones de factibilidad económica para tomar la decisión de suspender los vuelos directos a Costa Rica.