Estudio con 24 participantes muestra que ayuda a reducir la presión arterial y a disminuir el riesgo de un ataque al corazón y puede prolongar la vida

 14 mayo, 2013
 Al exponer la piel a UV se libera un compuesto en la sangre que reduce la presión arterial. | GN ARCHIVO
Al exponer la piel a UV se libera un compuesto en la sangre que reduce la presión arterial. | GN ARCHIVO

San José (Redacción). Asolearse puede ayudar a reducir la presión arterial y a disminuir el riesgo de un ataque al corazón .

Así lo determinó un estudio hecho por la Universidad de Edinburgh  con 24 participantes. Los investigadores descubriron un compuesto que se libera en la sangre al exponer la piel al sol  y que ayuda a reducir la presión arterial, lo que logra beneficios en la salud general.

Tras analizar la presión arterial de los voluntarios, descubrieron que esta bajaba significativamente una hora después de haberse expuesto a los rayos ultravioleta pero no si solo se exponían al calor de unas lámparas de bronceado.

Para llegar a estos resultados, los participantes estuvieron bajo esas lámparas en dos sesiones de 20 minutos cada una. En la primera se expusieron a rayos UV y al calor y en la segunda, solo al calor.

“Sospechamos que los beneficios alcanzados en la salud cardiaca tras asolearse superan al riesgo de desarrollar cáncer de piel”, dijo Richard Weller, investigador de esa universidad.

Precisamente, esa hipótesis es la que intentarán resolver en próximos experimentos.