Ella desapareció el martes cuando salió de su casa para hacer un examen de inglés

 22 noviembre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 3

Limón. Una estudiante de 13 años vecina de Matama de Limón fue asesinada después de que salió de su casa y se dirigía al colegio a realizar un examen de inglés.

El cuerpo de la menor, Audely Hernández Solís, fue localizado por vecinos en una quebrada dentro de un potrero, bocabajo, con una piedra en la nuca y otra en la espalda.

El cadáver estaba a unos 250 metros de su vivienda, ubicada en el caserío María Luisa de La Bomba, en el distrito de Matama.

La niña cursaba el sétimo año en el Colegio de Aguas Zarcas, ubicado a 4 kilómetros de su casa.

Ella fue vista con vida por última vez por algunos vecinos el martes a las 6 a. m., cuando salió de su casa, rumbo al colegio.

“Iba sonriente y saludó a varios de nosotros como siempre lo hacía”, dijo uno de los lugareños que la topó en el camino. Sin embargo, la menor no llegó a realizar el examen de inglés.

Como a las 5 p. m. de ese mismo martes la colegial no había regresado a su casa, sus familiares pusieron la denuncia en las oficinas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Limón.

Asimismo, un grupo de vecinos se organizó para realizar la búsqueda de la menor.

“Fuimos hasta el centro del pueblo. Preguntamos en el colegio y nos dijeron que no la habían visto, por lo que centramos la búsqueda en las cercanías de la vivienda.

”A eso de las 9 a. m. la encontramos bocabajo con una piedra en la nuca y otra en la espalda, con su ropa puesta, un abrigo café y su enagua café, consumida en la poza de agua”, detalló Rónald Benavides, vecino de la zona.

Las autoridades realizaron la búsqueda de las pertenencias de la menor, pero no fue posible dar con el bolso ni los cuadernos con los que había salido de la casa.

La víctima vivía con su madre, su padrastro y una tía, quienes hacía seis meses habían regresado a vivir en María Luisa.

En solidaridad ante la tragedia, el Colegio de Aguas Zarcas y la Escuela de María Luisa suspendieron las lecciones durante estos días y las retomarán el lunes.

“Hay mucha gente afectada por esta tragedia; la niña era muy querida”, expresó Benavides.

Etiquetado como: