Alcalde josefino dice que respaldo a su tendencia no se cambia por puestos

Por: Esteban Mata Blanco 8 enero, 2013
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

La respuesta fue un seco “no”. El precandidato Johnny Araya afirma que no negociará ni una silla en el Congreso ni el mullido asiento en una embajada a cambio del apoyo de Fernando Berrocal.

Por su parte, el exministro de Seguridad y único rival de Araya por la candidatura del Partido Liberación Nacional (PLN) insiste en que debe sentarse a “conversar” con el alcalde josefino, y se mantiene como aspirante en una eventual convención verdiblanca el 21 de abril.

Si bien la distancia entre ambos es abismal –Araya apareció con un 44% de apoyo entre liberacionistas dispuestos a votar y Berrocal obtuvo solo un 2% en la última encuesta de Unimer para La Nación –, mientras el exministro no quite el pie de la escoba, Araya no podrá proclamarse candidato.

Al menos, no mientras el electorado verdiblanco no lo decida en las urnas en una convención el 21 de abril, un pulso del que el viernes pasado se abstuvo de participar el exprecandidato Rodrigo Arias Sánchez.

De esta forma, Berrocal es el último escollo de Araya para proclamarse aspirante único del PLN, en cuyo caso no haría falta una elección entre verdiblancos para escoger candidato.

La última vez que los liberacionistas tuvieron un candidato sin necesidad de convención fue en el proceso previo a las elecciones del 2006. En esa ocasión se postuló Óscar Arias Sánchez como aspirante a la presidencia de la República por segunda vez (la primera fue en 1986).

Lo necesario. De quedar un solo candidato, no vendría al caso la convención, pero de momento la palabra retiro no forma parte del discurso de Berrocal, al menos no frente de un micrófono.

Por ahora, el exministro insiste en conversar con Araya en el mejor de los escenarios: con el expresidente Luis Alberto Monge en la mesa, quien es tío de Araya y fue uno de los que vio nacer a Berrocal a la vida política del país.

“Sentémonos a conversar. Sentémonos en una mesa, veamos los puntos de coincidencia, las diferencias (...) y, sobre todo, pongámonos como meta unir a Liberación Nacional”, dijo ayer Berrocal a manera de invitación.

Con esta posición, Berrocal espera encontrarse con el alcalde Araya; mientras tanto, su equipo de campaña se prepara para presentar las adhesiones que son requisito para participar en una convención liberacionista.

Pese a que Berrocal aprovecha cuanta ocasión tiene para hablar de sus coincidencias con Araya, en declaraciones ayer a la emisora ADN Radio 90.7 FM, advirtió: “En el país un 55% de ciudadanos no tienen partido. El alcalde Araya ha demostrado su capacidad de relacionarse con la gente”.

Etiquetado como: