La actriz usó un vestido que dejaba ver sus pezones, pero dijo que la decisión fue por un cambio de última hora

Por: Patricia Recio 27 febrero, 2013

San José (Redacción). El vestido de Anne Hathaway, se convirtió en el segundo tema de conversación de la gala de los Óscar (el primero fue la caída de Jennifer Lawrence).

La actriz lució un vestido Prada en color rosa pálido, que por las costuras a ambos lados resaltaba sus pezones, sin embargo tal parece que el vestido elegido no era la primera opción para la gran noche.

La ganadora del Óscar a la Mejor actriz de reparto por su papel en el filme Les Miserables, contó a la revista People que “en la noche del sábado supe que iba a haber un vestido muy similar al Valentino que tenía la intención de ponerme, así que decidí que era lo mejor para todos los involucrados cambiar mis planes”.

Según la publicación la actriz, de 30 años, es fanática de Valentino y ha usado sus diseños desde hace muchos años, incluyendo su vestido de novia cuando se casó con Adam Shulman en septiembre pasado.

“Aunque me encanta el vestido que llevaba, fue una decisión difícil de última hora teniendo en cuenta que yo había planeado usar un Valentino en honor a la relación profunda y significativa que tengo con la casa (de moda) y con el propio Valentino”, dijo. “

Lamento profundamente cualquier decepción que haya causado” agregó.