Al año, en la región, se deforestan tres millones de hectáreas que son nativas

Por: Michelle Soto 12 enero, 2013

De los 3,95 millones de hectáreas de cobertura boscosa que se pierden al año en América Latina y el Caribe, tres millones corresponden a bosques nativos.

Según datos oficiales, esa cifra representa el 75% de la pérdida anual de bosques en el mundo.

Mientras que la pérdida global de cobertura forestal se calcula en 0,13% al año, la región reporta un 0,40%.

Así lo destacó el informe titulado Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural en América: una mirada hacia América Latina y el Caribe en el 2013 .

Este reporte fue elaborado por expertos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), así como el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

“El crecimiento poblacional, la urbanización y la persistencia de la pobreza son algunas de las principales dinámicas socioeconómicas que afectan a los bosques de la región”, arguyó el informe.

Se calcula que alrededor del 80% de la población latinoamericana y caribeña estaba viviendo en ciudades en el 2010.

En este sentido, y según el informe, los bosques sacian una necesidad de recursos forestales orientados al sector de construcción; sin embargo, estos también acarrean las consecuencias de la extensión de la frontera urbana; es decir, se deforesta para utilizar o emplear ese espacio en algo más.

“Una gran parte de los bosques en América Latina y el Caribe continúa siendo utilizada principalmente como fuente de madera. En otros casos, la madera es solo un producto secundario en los procesos de cambio de uso del suelo”, se lee en el documento.

En este sentido, Cepal, FAO e el IICA ven en el pago por los servicios ambientales (PSA) una forma de valorar los bosques y dar rentabilidad a las actividades forestales.

Igualmente, el informe reconoce a Costa Rica como el país con más experiencia en la implementación del PSA. En parte, este programa de compensación por proteger áreas forestales ha posibilitado revertir la tasa de deforestación en el país para contar con una cobertura boscosa del 52,38% del territorio nacional.

“Hay varios esfuerzos adicionales que deben ser desarrollados, entre ellos, el ordenamiento territorial, el fortalecimiento de la gobernanza forestal, la realización de campañas de información y divulgación, el monitoreo de los recursos forestales, entre otros”, concluyó el informe.