22 noviembre, 2012

Después de años de un profundo sueño, una vetusta computadora de 2,5 toneladas ha despertado en Inglaterra y se ha encontrado con que cualquier smartphone es mucho más poderoso.

La Bruja, una máquina que comenzó a construirse en 1949, fue encendida de nuevo el martes en el Museo Nacional de las Computadoras, en la localidad inglesa de Buckinghamshire. ¡Y... funciona!

La noticia tiene sus bemoles: el proceso de restauración tomó tres años y la máquina necesita 10 segundos para multiplicar dos números; pero todo lo que representa valió el esfuerzo.

La Bruja fue una pieza clave en el programa británico de Investigación de Energía Atómica.

En su clímax, llegó a trabajar 80 horas semanales, todo un récord para la época, pero en 1957 aparecieron modelos mejores. Desde 1997 estaba en un almacén municipal, de donde se salvaron 1.390 piezas originales.