Archivo

Ver la arquitectura histórica de Barrio Amón fue la excusa para hablar de la cultura tica

Actualizado el 09 de febrero de 2013 a las 12:00 am

El primero de los Brunchs del patrimonio convocó a 40 asistentes

Archivo

Ver la arquitectura histórica de Barrio Amón fue la excusa para hablar de la cultura tica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                El Castillo del Moro es el ejemplo más representativo de la arquitectura de influencia mudéjar en Costa Rica.
ampliar
El Castillo del Moro es el ejemplo más representativo de la arquitectura de influencia mudéjar en Costa Rica.

San José (Redacción). Dicen que se trata de una caminata guiada para conocer la historia y la arquitectura de los barrios históricos de Costa Rica; y lo es, pero también es “la excusa para hablar de la cultura costarricense”.

Así explica el arquitecto Andrés Fernández la dinámica de los Brunchs del patrimonio , que se vienen realizando desde hace dos años. El primero de los seis que se harán en este 2013 se hizo hoy, en Barrio Amón.

En cada brunch , Fernández hace una exposición magistral donde muestra fotografías antiguas del lugar que se visitará y aborda el contexto histórico y sociocultural de la zona; luego se realiza una caminata guiada por el lugar.

En el caso del tour de hoy, en casi dos horas se abarcó un 75% de Barrio Amón y se recorrieron los lugares más representativos del primer suburbio de la ciudad.

“Se excluye el sector de la calle central del oeste porque es el que más ha sufrido el deterioro y el reemplazo de construcción y se concentra el recorrido por donde está la mayoría del patrimonio histórico arquitectónico del barrio”, explicó Fernández, quien es investigador, promotor turístico y guía del recorrido.

En el trayecto, se realizaron unas 15 paradas para observar la estética y la técnica de diversos lenguajes arquitectónicos, como criollo, neoclásico ecléctico, victoriano, neomudéjar, neocolonial hispanoamericano, artdeco y arquitectura moderna.

En la caminata de hoy participaron unas 40 personas, de todas las edades y en su mayoría, costarricenses. “Va gente de todo tipo pero sí tienen en común ser un público consumidor de cultura. Es gente con nivel cultural alto; gente que lee, que escucha buena música y que ve buen cine”, detalló Fernández.

El próximo recorrido se realizará el sábado 20 de abril, en Heredia. La inversión es de ¢15.000 por persona para los asociados de la Alianza Francesa, y ¢18.000 para el público en general.

  • Comparta este artículo
Archivo

Ver la arquitectura histórica de Barrio Amón fue la excusa para hablar de la cultura tica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota