Archivo

En Vela

Actualizado el 20 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Archivo

En Vela

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los medios de comunicación nacionales se han lucido en la celebración aquí de los Juegos Deportivos Centroamericanos San José 2013, Pura Vida. Me agradaría distinguir entre la excelencia de unos, en cuanto a calidad y cantidad, y la labor de otros, tanto en la prensa escrita, la radio o la televisión.

No se trata, sin embargo, de repartir medallas de oro, de plata o de bronce en la cobertura de estos juegos, sino de reconocer el esfuerzo de todos. Todos, además, nos conocemos de sobra y sabemos de lo que cada uno es capaz. Lo que importa, por lo tanto, es utilizar estas oportunidades para hacer un examen y para surgir, conscientes de nuestras deficiencias y de nuestras virtudes, partiendo de un hecho: el aumento de los medios de comunicación nacionales y de personal capacitado. Al observar la realidad mediática, con este espíritu de madurez, todos ganamos.

El deporte, por su amplitud y por su atractivo, mucho más que la política y otras actividades, es un campo abonado para que la prensa muestre su casta o su estancamiento. En cuanto al deporte en sí o la técnica deportiva, la abundancia y calidad de las informaciones y de las opiniones ha emitido ya su veredicto positivo. Todos concuerdan en que hemos superado todas las expectativas y allanado el camino para las justas deportivas futuras por la superación de los atletas, por la robustez profesional de nuestros dirigentes, por el apoyo del Estado y de los municipios, y por la colaboración de numerosas personas.

Estos logros pasarían, con todo, inadvertidos y no dejarían, como ha ocurrido, honda huella en el país sin el concurso de la prensa deportiva. Me atrevo a afirmar, con conocimiento de causa y muchos años consagrados a esta profesión, que estos Juegos Deportivos Centroamericanos San José 2013, ha sido el más espléndido escenario para el deporte nacional y centroamericano, tanto en el orden moral (el espíritud de unidad en una región desgarrada por la violencia y la pobreza) como en el técnico y profesional. La prensa ha sido, en este esfuerzo colectivo, el corazón vibrante y aglutinador de la región centroamericana y, en particular, de Costa Rica. El periodista de La Nación Randall Corella V. trazó ayer en este periódico una síntesis de los frutos cosechados, simiente provechosa del futuro, recogida de la experiencia y talento de los principales dirigentes y promotores.

PUBLICIDAD

Ahí está la herencia de los desafíos futuros en el campo deportivo, pero, sobre todo, el cambio de actitud de los costarricenses y de los gobernantes, frente a la trascendencia del deporte, y a nuestros deberes morales como hijos de este país bendito. El pesimismo, la corrupción y la codicia deben ceder ante los más altos valores del espíritu.

  • Comparta este artículo
Archivo

En Vela

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota