Archivo

En Vela

Actualizado el 12 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

En Vela

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

¿Una mina de oro en Costa Rica? Al parecer, no será la primera ni la última. ¿Otro tesoro de la Isla del Coco? Esta noticia ha poblado la imaginación de los costarricenses por varias décadas. Lo cierto es que, por mucho tiempo, hemos estado en espera del milagro que, de sopetón, nos saque de la pobreza y nos encamine hacia un mundo de bienandanza.

La última información sobre la materia nos la dio, el 2 de setiembre pasado, Alicia Avendaño, directora y secretaria técnica de Gobierno Digital, en un artículo en este periódico, intitulado “Nuestra mina de oro”. ¿Metáfora o realidad? Para ventura nuestra, no se trata de una figura literaria ni de una ensoñación política, sino de una espléndida realidad que, a diferencia de las propuestas fantasiosas o de campaña electoral, requiere doble condición: estudio y trabajo solidario, una de las fórmulas conocidas y a la mano para vencer la pobreza.

¿Cómo ahorrar $1.000 millones al año en compras del Estado? Este es el desafío que plantea la autora de la propuesta, un proyecto que está en marcha y que podría haber dado ya frutos sabrosos si todo lo bueno que cabe realizar en Costa Rica no topara con tantas dificultades personales, políticas, institucionales y culturales'

Se trata de establecer en nuestro país una plataforma de compras electrónicas estandarizada, que produce pingues ahorros en los precios de compra de bienes y servicios del Estado. Esta fórmula ha demostrado en otras naciones su viabilidad y eficacia. El Gobierno federal de Brasil obtuvo, en el 2008, con el uso preferencial de subasta electrónica a la baja, un ahorro de $1.720 sobre los precios, lo que equivale al 24% de los presupuestos estimados. España ha probado que la administración pública podría ahorrar más de 7.500 millones de euros anuales usando medios electrónicos para sus compras. Corea del Sur ha alcanzado un ahorro de $6.000 millones anuales.

En cuanto a Costa Rica, un informe del Banco Mundial y BID, del 2009, ha calculado nuestro potencial de ahorro en compra pública: entre el 12, 6% y el 17, 6%, donde el monto de compra pública ascendió a $5.962 millones en 300 entidades estatales. Este filón de oro ha quedado confirmado con la implementación de Mer-Link.

PUBLICIDAD

Pero ¿para qué más datos y pruebas si todo está a la vista y a la luz del día? Basta ojear los periódicos: una lista interminable de derroche y de pésima gestión pública, que nos sumerge en la pobreza, y, frente a nosotros, al alcance de la mano, recursos e instrumentos intelectuales y tecnológicos que, de aplicarse responsablemente, nos darían el milagro de muchas minas de oro reales. El secreto se llama voluntad y solidaridad, los bienes más baratos del ser humano.

  • Comparta este artículo
Archivo

En Vela

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota