Archivo

En Vela

Actualizado el 25 de junio de 2012 a las 12:00 am

Archivo

En Vela

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Del Ministerio de Planificación y el ICE. Dos entidades que, como la trocha del MOPT, necesitan luz. El nuevo ministro de Hacienda, Édgar Ayales, ha comenzado su empinado camino político –en su genuino sentido– con los dos pies sobre el suelo y la vista clara: sentido de la realidad. En otras palabras, está dispuesto a decir la verdad, pues no otra cosa significa levantar el telón del ICE y decirnos qué ha pasado y qué pasa en esta grande y misteriosa institución.

El ICE –ha dicho– “no ha ajustado adecuadamente las finanzas y lo tiene que hacer. Necesita un plan de contingencia”. Y tenerlo que hacer significa ir al fondo de las cosas, frente a una competencia que le pisa los talones, una situación interna que clama por la transparencia y frente a los hechos, duros, tozudos e inescapables. El ICE tiene, venturosamente, un equipo humano de elevado nivel intelectual y moral, que sin una poda interna de la mediocridad, sobre todo en el campo de los padrinazgos políticos, está condenado al fracaso. Llegó la hora.

Pero, también necesita luz el Ministerio de Planificación, tras la renuncia de la anterior jerarca, Laura Alfaro, sustituida por quien fue ministro de Incomunicación, hoy de Planificación. Y ¿qué debe ser el Ministerio de Planificación sino un derrotero de racionalidad, como lo fue hasta hace tres meses, y evitar el gran pecado de la política: la confusión?

No he logrado entender cuál es el derrotero actual de este ministerio. No es posible un cambio tan brusco en tan poco tiempo. Pareciera que, como en el ICE, se necesita un plan de contingencia, esto es, de ordenamiento. La confusión de Mideplán comenzó con las primeras declaraciones de los nuevos jerarcas. Se dijo tanto que la abundancia verbal ocultó la realidad, expresión manifiesta de oscuridad de propósitos concretos y, al parecer, discordancia con la política del Gobierno.

Punto clave en esta confusión ha sido la obsesión por la ley de transferencia de competencias del Poder Ejecutivo a las municipalidades, funesta herencia de la administración Arias, pero que tampoco este Gobierno explicó y que, luego, ante el alud de críticas, enterró y que simuló con un nuevo proyecto a la Asamblea Legislativa, que el actual ministro de Planificación intenta ahora revivir. En una reciente nota a su viceministra, el actual ministro de Planificación le pide reestablecer la secretaría respectiva para poner en marcha este proyecto y las reuniones y los viajes sobre la materia se han multiplicado.

PUBLICIDAD

¿Podría el Gobierno explicarle al país cuáles son las funciones de Mideplán y cuál es su posición sobre este proyecto de ley?

  • Comparta este artículo
Archivo

En Vela

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota