Archivo

En Vela

Actualizado el 08 de junio de 2012 a las 12:00 am

Archivo

En Vela

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Posiblemente sea una falta de respeto publicar otro comentario sobre “el exceso de trámites y de tiempo que asfixian la competitividad del país”, tal como informó el lunes pasado este periódico y suelen hacerlo, con igual constancia, los medios de comunicación nacionales.

La falta de respeto es doble: por las reiteradas denuncias en este sentido y por la indiferencia gubernamental. Sus explicaciones, hasta ahora, han sido genéricas, como para salir del paso, prueba inequívoca de que, pese al tiempo transcurrido en quejas, desazón y reclamos, nacionales e internacionales (hasta del Gobierno inglés), no ha recibido aún el país una explicación concreta y correcta de tanto atraso o inacción, como corresponde a una materia de tanto alcance y gravedad.

Para no ir tan lejos, recordemos que la disconformidad se originó hace 12 años y que, en los inicios del Gobierno del presidente Arias, se le prometió al país formalmente una acometida en serio contra esta desventura burocrática. Nada se hizo. Vino luego el Gobierno actual en el que no se ha pasado de la estrategia de las promesas y de los anuncios, pese a la caterva de quejas y denuncias formuladas sobre el particular. ¿Por qué? Un misterio burocrático, como el descuido de la CCSS en la administración pasada o el abandono del problema fiscal por décadas y décadas, en espera, al estilo tico, de que el tiempo solucione los problemas. Vano empeño.

Y como si no hubieran bastado años y años de espera y de languidez estatal, el lunes pasado este periódico informó sobre el reporte Doing Business 2012, elaborado por la Corporación Financiera Internacional, un brazo del Banco Mundial. Los datos son sobrecogedores por sí mismos, por lo que representan como descripción o testimonio del Estado y porque son tan frescos y actuales como los aguaceros de estos días. Ni siquiera cabe el mínimo pretexto o justificación. Esperamos que ahora, tras dos años sin Ministerio de Comunicación, el nuevo jerarca nos brinde una explicación objetiva de lo que ha pasado o está pasando y alguien diga quiénes han sido los funcionarios responsables de este desmadre.

El informe citado del BM ha relegado al Estado costarricense al lugar 121 de los 183 países evaluados, y queda claro que el país, según este estudio, no ha avanzado en un campo tan decisivo, en el que los países centroamericanos nos superan. El proceso de apertura de un negocio, los permisos de construcción y la obtención de créditos muestran una palpable desmejora.

PUBLICIDAD

¿Los responsables? Esta es una mala palabra, arrancada de cuajo del diccionario tico.

  • Comparta este artículo
Archivo

En Vela

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota