Archivo

Universidad de Costa Rica: logros y desafíos

Actualizado el 20 de abril de 2012 a las 12:00 am

La Universidad de Costa Rica se ha abocado permanentemente a la búsqueda del bien común

Archivo

Universidad de Costa Rica: logros y desafíos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Costa Rica, a lo largo de su historia, le ha concedido un rol preponderante a la educación como la principal forma de alcanzar desarrollo, lo cual ha sido evidente desde el siglo diecinueve. Si bien han existido diferentes enfoques y políticas en torno a los niveles de la educación, es en la educación superior pública donde se han concretado la mayoría de las acciones que han tenido un impacto determinante en la sociedad costarricense, tanto en el ámbito social, económico, científico como cultural.

Desde sus inicios, en 1940, la Universidad de Costa Rica ha forjado su misión sustentada en la formación de profesionales, la investigación y la acción social o extensión, teniendo como norte principal la excelencia académica. Al día de hoy, ha graduado a más de cien mil profesionales, ha realizado investigación de altísimo nivel que la coloca entre las mejores universidades de Centroamérica y América Latina y ha establecido fuertes vínculos con las comunidades, hecho que ha redundado en la ejecución de proyectos de una incidencia muy positiva para distintos grupos, sectores y regiones del país.

Los logros anteriores han sido posibles gracias a que la Universidad de Costa Rica se ha abocado permanentemente a la búsqueda del bien común, a fortalecer la cultura humanística y a defender la libertad de expresión y de cátedra. Ello le ha permitido cumplir con su mandato de ser conciencia lúcida de la sociedad y de manifestar su posición ante el país en relación con aquellos hechos o cambios que podrían ir en contra de un desarrollo pleno de la sociedad. No cabe duda, además, de que la férrea defensa de la autonomía universitaria, en contextos donde han primado intereses no universitarios, se ha constituido en uno de los logros fundamentales.

Importantes desafíos. A pesar de estos avances, el contexto nacional e internacional de las últimas décadas plantea importantes desafíos para las universidades públicas como la Universidad de Costa Rica. En primer lugar, el concepto de educación superior pública como bien público ha venido siendo fuertemente socavado ante el fortalecimiento de una política de privatización y el aumento inaudito de universidades privadas en un país tan pequeño como el nuestro.

PUBLICIDAD

Más de cincuenta universidades privadas es un hecho que las afecta a ellas mismas y que incide en la educación superior pública. La Universidad de Costa Rica no puede permanecer ajena a esta situación, pero debe seguir cultivando la excelencia académica como la estrategia idónea para mantener su liderazgo como la mejor universidad del país.

No menos importante resulta la rendición de cuentas que ha venido realizando sistemáticamente la institución, pese a que algunos sectores del Gobierno se empeñan en desconocerla, como lo ha hecho el exministro de Hacienda Fernando Herrero, quien ha llegado incluso a considerar a las universidades públicas como un riesgo para el fisco.

Ante esta actitud de desprestigio, la Universidad de Costa Rica debe redoblar esfuerzos para, con un fuerte apoyo en el área de la comunicación, informar al país sobre las grandes transformaciones sociales logradas a partir de su acción universitaria, así como mostrar el trabajo actual y las proyecciones de desarrollo que se tienen.

En el ámbito específico de sus actividades, la Universidad de Costa Rica está llamada a realizar cambios que implican aprovechar al máximo los avances en las tecnologías y la información, a fortalecer la oferta académica en todo el país (incluido el grado y el posgrado), a asumir integralmente la capacitación y formación del personal docente y administrativo, a consolidar el sentido de pertenencia tanto en el personal de mayor trayectoria como en la generación de relevo, a garantizar la capacidad de diálogo académico de sus profesionales, ya sea en el país como en el extranjero, y a concretar la movilidad estudiantil en la misma Universidad de Costa Rica, incluso con otras universidades del Consejo Nacional de Rectores.

Finalmente, es pertinente enfatizar que la Universidad de Costa Rica debe profundizar aún más en los cambios curriculares que conllevan a fortalecer el trabajo por competencias y a abordar la investigación como un eje transversal que integra todas las actividades académicas.

Muy poco de lo anterior se podrá lograr si no se moderniza y simplifica la normativa institucional, evidentemente guardando los principios y los grandes ejes que le dan sustento al actual Estatuto Orgánico.

  • Comparta este artículo
Archivo

Universidad de Costa Rica: logros y desafíos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota