Archivo

Trámites: una obligación impostergable

Actualizado el 29 de junio de 2012 a las 12:00 am

El primer problema para hacer negocios en Costa Rica es la ineficiencia de la burocracia estatal

Archivo

Trámites: una obligación impostergable

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Por muchos años hemos escuchado de la reestructuración del Estado costarricense y cada vez estamos más paralizados. Instituciones que se deberían haber cerrado por inoperativas hace décadas, aun se mantienen vivas. Los gastos operativos del Estado han crecido desproporcionalmente y el déficit fiscal y endeudamiento van en aumento. Las duplicidades de funciones son alarmantes.

Hoy tenemos un Estado con más de 300 instituciones creadas por ley, entre ministerios, municipalidades, autónomas, empresas públicas y órganos desconcentrados. Esta estructura hace compleja cualquier labor de calidad y coordinación que queramos hacer. Hay ministerios que hoy cuentan con 14 órganos desconcentrados, que duplican los puestos y funciones. Hemos creado un Estado, descentralizado y complejo, donde cada institución establece sus reglas y trámites, con base en su óptica y marco jurídico. Los celos institucionales y una autonomía mal concebida, hace muy difícil la labor de ordenamiento y simplificación.

Trámites. Como consecuencia de este enredado Estado, hemos inventado una serie de trámites que nos paraliza todavía más. Aun vivimos en la era del papel, a pesar que estamos en la era digital. La Sala IV tramita una acción de inconstitucionalidad al sistema de compras electrónicas desarrollado por Mer-Link , diseñado para agilizar y buscar economías de escala en las compras del Estado. Todos los días vemos relevantes denuncias, ante los interminables trámites que deben cumplir un ciudadano o empresario, para poder avanzar. El logro de la firma digital, todavía no da los frutos esperados.

Según el Global Competitiveness Report 2010-2011, del Foro Económico Mundial, el problema más complejo para hacer negocios en Costa Rica es la ineficiencia de la burocracia estatal y su infraestructura. El reporte Doing Business 2011 del Banco Mundial, pone a Costa Rica en la posición 125 de 183 economías valoradas. Costa Rica, es superada por Salvador, Panamá y Guatemala y otros países latinoamericanos y africanos.

Abrir un negocio, permisos de construcción, registro de la propiedad, lograr un crédito, protección a inversionistas entre otros, siguen siendo procedimientos complejos. Debido a la legislación actual, la falta de voluntad de partidos políticos, recursos y lo complejo de la estructura de nuestro Estado.

Un esfuerzo aislado. El Ministerio Economía e Industria (MEIC) tiene un excelente equipo humano, que trabaja con gran dedicación, profesionalismo y mística. Los últimos Gobiernos y el actual, han realizado importantes esfuerzos para lograr mejorar los trámites y servicios. Pero, se requiere algo más que un trabajo puntual. Hoy, a pesar de que hemos avanzado, seguimos viviendo enfrascados en complejos y extensos trámites que nos paralizan. El resultado es la informalidad y los altos costos.

PUBLICIDAD

Acortar los tiempos, mejorar la calidad de servicio, eliminar trámites, entrar a la era digital y eliminar el papeleo es un reto que no solo es del actual gobierno, es un reto nacional que requiere el apoyo de todas las fuerzas políticas y sociales. Tenemos que filtrar todas las regulaciones, reglamentos, directrices y leyes que afecten la competitividad de Costa Rica. Debemos eliminar duplicidad de funciones, procesos y programas.

No se trata tampoco de que eliminar trámites se convierta en un fin en sí mismo. El Estado en ejercicio de sus potestades, la tutela y la defensa del interés público, debe establecer requisitos. Pero la regulación debe hacerse con criterios de razonabilidad y oportunidad, sin establecer trabas innecesarias e improductivas. Nuestro Estado está diseñado para controlar y no facilitar. Tenemos una carga normativa muy compleja.

Antes de seguir con nuevas instituciones y leyes, debemos inventariar y ordenar nuestro sector público. Lo importante para Costa Rica, es que logremos calidad en los servicios públicos, profesionalismo y alta tecnología para dar a todos los ciudadanos el derecho a la información y la transparencia.

Este es un proyecto nacional que debe tener una posición relevante, para lo cual todos los partidos políticos deben buscar acuerdos para ponerlo en un lugar prioritario. Mayor trasparencia y evitar la discrecionalidad significarán menor corrupción y mayor empleo. Sensibilizar al Estado a las necesidades sociales y económicas de los ciudadanos es una obligación impostergable.

  • Comparta este artículo
Archivo

Trámites: una obligación impostergable

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota