Archivo

Observatorio de Dinámica Solar de NASA

‘El Sol es el objeto natural más redondo que se conoce’

Actualizado el 05 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Análisis se hizo con 50.000 imágenes de alta resolución captadas en 2,5 años

Según astrónomos, influirían gravedad, rotación, magnetismo y la turbulencia

Archivo

‘El Sol es el objeto natural más redondo que se conoce’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Sol es el objeto natural más redondo de los que se han medido con precisión, afirman los expertos.

Durante siglos, los astrónomos han buscado ver cómo cambia la redondez, si acaso, de la estrella de nuestro patio trasero. Esto es porque incluso cambios ligeros en la forma del Sol pueden alterar su brillo y, como resultado, influir sobre el clima en la Tierra.

Pero lograr una lectura de la forma del Sol desde la Tierra, es difícil, debido al aire turbulento que refracta la luz y genera mediciones inexactas.

Las naves espaciales eventualmente lograron darle la vuelta a esta cuestión, aunque la deficiencia en la resolución de las imágenes se volvió el siguiente obstáculo: sin una visión nítida del giratorio Sol, es difícil mejorar las mediciones existentes. “El Sol es muy, muy redondo, así que es difícil medir cualquier desviación en esa redondez. Solo durante los últimos años hemos podido hacer observaciones decentes de su forma”, dice Jeffrey Kuhn, investigador solar y físico de la Universidad de Hawái.

Estos avances se deben, en parte, al Observatorio de Dinámica Solar de la NASA (SDO), que se lanzó en febrero de 2010 y tiene las mejores cámaras enfocadas en el Sol. Entonces, cuando Kuhn pudo controlar la nave espacial durante un tiempo, se puso a trabajar.

Girando para ser redondo. Kuhn señala que cuatro cosas pueden influir en la redondez del Sol en escala de tiempo humana: gravedad, rotación, magnetismo y la turbulencia bajo su superficie.

Experimentos previos habían descartado la posibilidad de que la gravedad y la rotación – la superficie del Sol gira una vez cada aproximadamente 25 días en su ecuador – tuvieran cualquier efecto anual, mensual o diario. Estudios posteriores analizaron el magnetismo, que mueve el ciclo de 11 años de actividad magnética del Sol.

Las mediciones del magnetismo no fueron concluyentes, empero, así que Kuhn y su equipo dispusieron que el SDO sacara aproximadamente 50.000 imágenes de alta resolución durante el curso de dos años y medio.

Si el Sol fuera una pelota de playa de un metro de ancho, indica Kuhn, la variación en su forma desde el punto más alto al más bajo sería de aproximadamente 17 micrones –menos del ancho de un cabello humano delgado, según las mediciones del SDO–.

PUBLICIDAD

Las nuevas mediciones indican que el magnetismo podría no influir en la forma, pese a que el SDO grabó al Sol durante una parte de su ciclo cada vez más activa, que ha desencadenado terremotos solares masivos, tornados, estallidos solares y más, según Kuhn.

De hecho, la forma del Sol fue más redonda de lo pronosticado por muchos modelos computacionales. Entonces, eso deja la turbulencia como responsable.

Los cambios en la redondez del Sol “podrían deberse a la turbulencia del plasma por debajo de su superficie, que tiene un movimiento caótico, como olla de agua hirviendo”, explica Kuhn. “Lo que realmente significa es que no entendemos la turbulencia en las capas externas del Sol”, concluyó.

Philip Goode, astrofísico del Observatorio Solar Big Bear, California, ha estudiado la forma del Sol durante 30 años pero no formó parte de la nueva investigación. Dice que las nuevas mediciones podrían ayudar a descartar los cambios en la redondez del Sol como responsables de misterios climáticos previos. “La gente ha sostenido que hay una conexión entre la forma del Sol, y su brillo, con eventos climáticos”, destaca.

La Pequeña Era de Hielo es un ejemplo, subraya. Durante ese periodo frío, “la gente tuvo festivales de invierno en el río Tames, disfrutó de comercio báltico entre Suecia y Polonia. Pero la causa de ese evento es menos simplista que una caída en el brillo” del Sol.

Kuhn dice que su equipo va a actualizar los modelos computacionales del ciclo del Sol para ver cómo es que su forma sumamente exacta afecta su comportamiento.

  • Comparta este artículo
Archivo

‘El Sol es el objeto natural más redondo que se conoce’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota