Archivo

Vida en la empresa

Sesión de junta directiva

Actualizado el 17 de junio de 2013 a las 12:00 am

Archivo

Sesión de junta directiva

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En una sesión de junta directiva ocurren más cosas que las que están señaladas en la agenda. Y se producen más cosas que las que finalmente quedan consignadas en el acta.

La junta es un órgano con una determinada finalidad jurídica. Y también un grupo de trabajo, con una determinada dinámica, la cual puede ser observada, entendida y mejorada.

Si observamos el proceso mediante el cual se producen las decisiones, vamos a encontrar que se emiten juicios, se realizan discusiones, se formulan preguntas, los cuales, cuando el ambiente de trabajo es propicio, se van modificando, se van enriqueciendo.

Se proponen ideas, se las enriquece, se abandonan algunas, se aportan otras nuevas, de manera que a lo largo del tiempo durante el cual se procesa un asunto, se va llegando a una decisión, pero quedan en el camino ideas, intenciones, proyectos.

La junta no solo produce decisiones. El tiempo no pasa en vano para quienes están dispuestos a aprender y los grupos de trabajo aprenden de sus acciones. Una política es una regla sobre cómo conviene hacer las cosas. Hay unas políticas que se formulan al diseñar la entidad o el órgano, pero muchas muy sanas y eficaces, nacen de la experiencia vital de la entidad.

Surge también a propósito del funcionamiento de la junta o del grupo, una transformación de sí mismo: los liderazgos van cambiando; van emergiendo diferentes roles de los diferentes miembros; se van consolidando vínculos entre ellos; se va creando un entendimiento sobre qué se puede esperar de cada quien; van apareciendo ocasiones y disposición a la colaboración y al enriquecimiento de los aportes individuales.

Pensar que mirando las agendas y las actas de una junta directiva ya se la conoce, es como pensar que poniendo juntas varias fotografías de una persona, vamos a poder sentir su calor, su vitalidad, sus anhelos. Ignorar que las juntas directivas son mejorables en su ambiente y eficacia, es ignorar las vastas posibilidades que existen para mejorar el desempeño grupal.

Si la cabeza conduce al resto del cuerpo, quizá este sea un buen comienzo para emprender el mejoramiento de la entidad.

  • Comparta este artículo
Archivo

Sesión de junta directiva

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota