Archivo

Estudio de neurociencia hecho en Reino Unido

Sección frontal del cerebro se activa ante la belleza del arte

Actualizado el 10 de julio de 2011 a las 12:00 am

Experimento evaluó respuesta del cerebro a obras de plástica y música

Cuanto más bella es una obra, mayor es la actividad cerebral que se registra

Archivo

Sección frontal del cerebro se activa ante la belleza del arte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         La zona orbitofrontal se activa si se ve un objeto que parece bello; lo mismo pasa si se escucha algo agradable. | EFE
ampliar
La zona orbitofrontal se activa si se ve un objeto que parece bello; lo mismo pasa si se escucha algo agradable. | EFE

¿Qué pasa si una persona ve una pintura y le gusta? Cuando se percibe belleza en una obra de arte o en una canción, la región frontal del cerebro se activa.

Una investigación del Departamento de Neurociencia y Neurobiología del Colegio Universitario de Londres, en el Reino Unido, comprobó que esa zona se activa sin importar si el deleite proviene de la vista o de la escucha.

Los científicos determinaron que la corteza orbitofrontal media es la zona cerebral que se activa con estímulos “bellos”, según un estudio que involucró a 21 personas.

Los sujetos del experimento clasificaron 60 obras de arte y canciones como “bellas”, “indiferentes” o “feas”. Luego, se registró la actividad de sus cerebros mientras veían o escuchaban cada pieza artística.

El estudio utilizó a sujetos europeos y otros provenientes de América y Asia para contemplar la diversidad cultural. Con la excepción de una persona, ninguno de ellos era artista o músico.

La actividad se midió con un escáner MRI, máquina que “toma fotografías” del flujo de sangre a diferente partes del cerebro.

De esta forma, los autores observaron que la activación de la zona frontal del cerebro es proporcional a la clasificación de las obras. Cuanto más “bella” se consideró una obra, mayor fue el registro de actividad neuronal.

En cambio, las obras que eran consideradas “feas” no tuvieron respuesta de esa área cerebral.

El estudio se realizó para definir, desde el punto de vista científico, cuál es el terreno común en la percepción de la belleza. Así, los resultados contribuyen a definir un concepto que ha sido motivo de debate entre filósofos, artistas y científicos por siglos.

Los autores de la investigación, Tomohiro Ishizu y Semir Zeki, se inspiraron en la inquietud del historiador inglés, Clive Bell, quien planteó en 1914 la posible existencia de una característica única en los objetos que englobaría la belleza y resolvería el problema central de la estética.

En el informe publicado por la revista PLoS One, los científicos proponen enfocar la definición de belleza a favor de la subjetividad.

“Casi cualquier cosa puede considerarse arte, pero solo las creaciones que produzcan actividad en la zona frontal del cerebro serían clasificadas como ‘bellas’ para cada sujeto”, precisaron los autores de la investigación.

Este es el primer estudio que evalúa los efectos de dos sentidos en la percepción de belleza.

Los resultados prueban que hay una correlación entre la belleza y la actividad cerebral, sin importar si el estímulo se dirige al sentido visual o al auditivo.

La investigación fue financiada por el Wellcome Trust como parte de un programa que investiga el nuevo campo de la “neuroestética” que busca un respaldo biológico para la creatividad, la belleza y el amor.

  • Comparta este artículo
Archivo

Sección frontal del cerebro se activa ante la belleza del arte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota