Archivo

Sarah Ferguson es indemnizada por invasión a su privacidad

Actualizado el 10 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Duquesa  recibió compensación por ser víctima de las escuchas ilegales practicadas por un desaparecido rotativo británico

Archivo

Sarah Ferguson es indemnizada por invasión a su privacidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Sarah Ferguson, duquesa de York, fue indemnizada y recibió una disculpa por ser víctima de las escuchas ilegales practicadas por el desaparecido rotativo británico News of The World , según informó la agencia de noticias Efe. En una audiencia realizada ante el Tribunal Superior de Londres, se confirmó que la duquesa, que estuvo casada con el príncipe Andrés, resolvió de forma extrajudicial su querella con News Group Newspapers, editora del rotativo clausurado, la cual aceptó pagarle daños y perjuicios. Desde que contrajo nupcias con el miembro de la realeza británica, y hasta después de su divorcio, Ferguson ha sido blanco de escándalos, por llevar una vida excéntrica e, incluso, por rumores de supuesta infidelidad mientras estuvo unida al príncipe Andrés. Además, en el 2010, quedó en evidencia que la duquesa cobró dinero a un supuesto empresario para ponerlo en contacto con su exmarido, por lo cual se vio obligada a pedir una disculpa pública. Por otra parte, además de Sarah Ferguson, otros 17 demandantes obtuvieron compensación total por parte del conglomerado editorial  del magnate Rupert Murdoch. Entre ellos, celebridades como el actor Hugh Grant, el ilusionista Uri Geller y el cantante James Blunt.

  • Comparta este artículo
Archivo

Sarah Ferguson es indemnizada por invasión a su privacidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ana Yancy Flores M.

aflores@nacion.com

Periodista de Suplementos

Periodista de la Mesa de Revistas y Suplementos con 10 años de experiencia en prensa escrita. Posee una licenciatura en Comunicación de Mercadeo y un bachillerato en Periodismo. Escribe sobre estilos de vida, motores y bienestar.

Ver comentarios
Regresar a la nota