Archivo

Rolando Fonseca, el ariete que cambió los goles por los negocios

Actualizado el 17 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Archivo

Rolando Fonseca, el ariete que cambió los goles por los negocios

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Rolando Fonseca radica con su familia en esta casa, en el  residencial Valle del Sol, en Pozos de Santa Ana, San José. | JORGE CASTILLO
ampliar
Rolando Fonseca radica con su familia en esta casa, en el residencial Valle del Sol, en Pozos de Santa Ana, San José. | JORGE CASTILLO

Rolando Fonseca Jiménez tenía un año de haber dejado el futbol, en el Comunicaciones de Guatemala y la Selección Nacional, cuando decidió salir del retiro.

El gusanillo de ponerse los tacos renació en el josefino, aunque lo hizo por breve tiempo con el Carmelita, entre agosto y setiembre del 2012, al no lograr congeniar el deporte con sus negocios.

“Mi trabajo no es el futbol; es mi empresa. El futbol es como un hobby . Ahorita me voy por cuestiones de trabajo”, dijo a La Nación al dimitir del club verdolaga.

En una entrevista posterior con este diario, el 2 de noviembre pasado, admitió que su paso fugaz por Carmelita se dio para atender a su empresa Gas Oil & Mining.

La firma hospeda las operaciones de THX Energy en el país, la misma que facilitó el avión para que la presidenta Laura Chinchilla viajara a Venezuela y Perú .

“Fui un embajador (del futbol) que me está dando réditos en mi trabajo. Gracias a mi nombre, a lo que fue Rolando Fonseca fuera de este país, tengo la credibilidad para traer inversión extranjera y ser un embajador ahora, sin que nadie se entere. Eso es lo que soy”, reconoció en esa oportunidad.

El máximo anotador de la Tricolor , con 46 tantos, sumó fama y fortuna en 24 años de exitosa carrera deportiva, al ganar 23 cetros y anotar 438 goles en equipos de México, Guatemala, Colombia y Costa Rica. Hoy tiene 38 años.

Empresario. Fonseca ratificó que, gracias al respaldo de la Selección y Alajuelense, se formó en el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae).

“Por haber estudiado en el Incae, conocí a un montón de gerentes, que hoy creen, me llaman y hacemos negocios”, aseguró en el relato de noviembre anterior.

Fonseca es noticia desde el miércoles por figurar como asesor de la empresa THX Energy.

“Estoy metido a empresario. Soy un facilitador, consultor, de la compra y venta de empresas. Me dedico a eso. Gracias a la imagen y a la credibilidad, doy asesorías. Gracias a Dios, el mundo me permitió conocer a mucha gente, el futbol también”, añadió.

Reside con su familia en la casa número 128, junto al campo de golf, del lujoso residencial Valle del Sol, en Pozos de Santa Ana. Ayer, la armonía se alteró por la presencia de periodistas, que buscaron, sin éxito, abordarlo.

PUBLICIDAD

Una habitante del residencial exigió a la seguridad que permitiera el ingreso de los equipos periodísticos, pues aseguró, sin identificarse, que quería conocer “quienes son sus vecinos”.

La pasión actual del exfutbolista es jugar golf y footgolf, correr maratones, ser piloto de cuadraciclos o de carreras de velocidad en automovilismo y competir en bici en la Ruta de los Conquistadores.

Administra con su hermano, Nelson Fonseca, un gimnasio de futsal en Moravia. Al lado de su esposa, la modelo Gabriela Lépiz, y sus hijos Daniel y Karina, no descarta ser entrenador de futbol.

  • Comparta este artículo
Archivo

Rolando Fonseca, el ariete que cambió los goles por los negocios

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota