Según un estudio del grupo Cisco sobre la Generación Y

Revisar el smartphone se volvió una necesidad

El 90% de los entrevistados consulta el teléfono al despertar

Un 40% aseguró que se sentiría ansioso si no pudiera hacerlo

Últimas noticias


        
        
      El estudio pagado por Cisco determinó que las mujeres son las más propensas a conectarse y consultar su teléfono compulsivamente. | CISCO PARA LN.
El estudio pagado por Cisco determinó que las mujeres son las más propensas a conectarse y consultar su teléfono compulsivamente. | CISCO PARA LN. ampliar

Antes de poner un pie fuera de la cama y luego de abrir los ojos, la primera acción del día para los miembros de la Generación Y (personas nacidas entre 1982 y 1994) es extender la mano para tomar el smartphone y ponerse al día con los correos, mensajes y actualizaciones de redes sociales que llegaron a su dispositivo durante la noche.

Así lo asegura el Cisco Connected World Technology Report , desarrollado por Insight Express, compañía de investigación con sede en los Estados Unidos.

Ese estudio se realizó con 3.600 personas situadas entre los 18 y los 30 años, estudiantes, trabajadores y profesionales de tecnologías de la información, que residen en 18 diferentes países.

Los resultados de la investigación sugieren que el teléfono celular se está convirtiendo en una extensión del cuerpo humano pues los usuarios no pueden dejar de consultarlo.

Necesidad. Así, 9 de cada 10 entrevistados aseguró que combina sus hábitos de vestirse y cepillarse los dientes con los de mantenerse al tanto de las actualizaciones que llegan a su teléfono.

También tres de cada cuatro individuos sostuvieron que usan el celular en la cama, más de un tercio lo lleva al baño, y casi uno de cada cinco envía mensajes incluso mientras maneja un vehículo, práctica que incluso podría poner en riesgo su vida y las de otras personas.

La idea de separarse de su smartphone pone ansiosa a la Generación Y pues cerca de un 40% de los encuestados aseguró que sentiría “como si le faltara una parte” si no pudiera consultar constantemente su teléfono.

Dentro de ese grupo de usuarios compulsivos, el 60% está consciente del problema de crear una dependencia, y manifestó que quisiera no estar siempre tan obligado a pasar revisando el pequeño aparato.

Las mujeres son las más propensas a conectarse y a mirar su teléfono compulsivamente, según el reporte. Ellas experimentan esa necesidad en el 85%, mientras que el 65% de los hombres manifestó el mismo deseo de consultar el dispositivo una y otra vez.

El consentido. Aún con los beneficios y consecuencias de vivir pendiente del smartphone , los millennials (de millennium , ‘milenio’, como también se conoce a los miembros de la Generación Y) lo consideran su consentido.

Por ejemplo, un tercio de los entrevistados aseguró que, si debieran escoger un único dispositivo, sería el teléfono móvil.

Los smartphones fueron considerados dos veces más populares que una computadora de escritorio y tres veces más que una tableta electrónica.

Social. Así como la rutina diaria se ve afectada por la presencia del teléfono móvil, las relaciones sociales y familiares sufren cambios debido a este dispositivo.

Un 46% de los entrevistados aseguró que durante sus cenas con familia y amigos invitan a la mesa al smartphone y lo utilizan para enviar correos, responder mensajes y hasta consultar redes sociales.

Esa forma de conexión permite a la Generación Y pasar el mismo o más tiempo socializándose con amigos “en línea” que con amigos en persona.

¿Solamente mensajes? No solo los mensajes y las redes sociales son importantes para esta generación: también lo son las aplicaciones móviles. Así, casi el 70% de los encuestados dijo que las apps son parte importante de su vida diaria.

El 60% aseguró que usa entre una y 9 aplicaciones regularmente, y un 20% utiliza entre una y 25 apps con frecuencia.

Mientras que un 50% de las aplicaciones que bajan están orientadas al entretenimiento y a los juegos, los millennials usan un 27% de ellas para su trabajo.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Revisar el smartphone se volvió una necesidad