Archivo

Relación con Pekín tomó a casi todos por sorpresa

Actualizado el 04 de marzo de 2011 a las 12:00 am

Archivo

Relación con Pekín tomó a casi todos por sorpresa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         El 7 de mayo del 2007, el canciller Bruno Stagno y el embajador de Estados Unidos, Mark Langdale (centro), participaron en una actividad en la Cancillería. Tres semanas después, Costa Rica reconoció a China. | PRISCILLA MORA.
ampliar
El 7 de mayo del 2007, el canciller Bruno Stagno y el embajador de Estados Unidos, Mark Langdale (centro), participaron en una actividad en la Cancillería. Tres semanas después, Costa Rica reconoció a China. | PRISCILLA MORA.

Ninguno: ni Taiwán, ni Estados Unidos ni funcionarios cercanos al expresidente Óscar Arias vieron venir su decisión de establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China.

En los cables del Departamento de Estado obtenidos por WikiLeaks queda plasmado que los estadounidenses no esperaban ese viraje político en el momento en que se dio, aunque desde el 2005 investigaban los movimientos de China en Costa Rica.

En un informe del 26 de agosto de ese año, el diplomático Rusell Frisbie informó de cómo la presencia china en Costa Rica crecía y que los asiáticos apuntaron al Partido Liberación Nacional (PLN) para ganar terreno político, ante el inminente triunfo electoral de Óscar Arias en el 2006.

Frisbie citó al entonces canciller, Roberto Tovar, quien le informó de que los chinos habían logrado que se conformase en el Congreso un comité de “Amigos de China”, y el presidente del PLN en esa época, Francisco Antonio Pacheco, le pidió visas para altos funcionarios del Gobierno asiático.

El diplomático destacó, además, la invitación que los chinos le hicieron al alcalde Johnny Araya, quien visitó Pekín en julio del 2005.

Pese a que Tovar le hizo ver la posibilidad de que Arias se acercara a China, Frisbie escribió en su reporte: “Debido a la creciente economía china y su ritmo acelerado de desarrollo, el comercio entre ambos países aumentará y resultará en lazos más estrechos. Pero es difícil que se establezcan relaciones con China, considerando la larga historia de lazos diplomáticos y financieros entre Costa Rica y Taiwán”.

Sin pistas. En otro mensaje, los estadounidenses relatan cómo, un día antes de que el excanciller Bruno Stagno firmase en Pekín el acuerdo para reconocer a China, el 1.° de junio del 2007, funcionarios de la Cancillería no les dieron “ninguna seña de cambios pendientes”.

Un cable originado en Taipéi, en agosto del 2006, narra el optimismo del canciller taiwanés, James Huang, quien había visitado Costa Rica ese mismo mes y le manifestó a un diplomático estadounidense que su reunión con Óscar Arias había reforzado la relación bilateral.

Un mes después, Arias se reuniría en Nueva York con el canciller chino Li Zhaoxing para mostrarle el deseo tico de acercarse a China.

PUBLICIDAD

El Gobierno de Taiwán estaba convencido de que sería Daniel Ortega, en Nicaragua, quien lo abandonaría para abrazar a China, según le manifestó Huang a Stephen M. Young, director del Instituto Americano en Taipéi. Esa fue una de las razones por las que el gobierno de Óscar Arias adelantó la decisión de reconocer a China. No quería estar en la posición de “seguir a Nicaragua” en ese tema, le dijo Bruno Stagno al embajador Mark Langdale, según otro de los cables.

Los estadounidenses señalaron en sus informes que varios altos funcionarios del Gobierno no estaban al tanto de la decisión, entre ellos el ministro de Seguridad, Fernando Berrocal, el director de Migración, Mario Zamora, y el jefe de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), Roberto Solórzano.

Ayer, Mario Zamora confirmó ese relato a este diario. “La de China fue una decisión que conocí a través de la prensa”, manifestó.

Irónicamente, en la cúpula del PLN el asunto se conocía desde antes, señala otro de los cables.

Al final, el embajador Mark Langdale llegó a la siguiente conclusión: “El hecho de que un círculo muy pequeño de funcionarios de alto rango cercanos a Arias estuviera involucrado subraya que, en cuanto a asuntos de política exterior importantes, Arias sigue al mando y que sigue viendo a Costa Rica con un papel más grande del que en realidad tiene en el escenario mundial”.

Aplicación interactiva con los cables en cifras

  • Comparta este artículo
Archivo

Relación con Pekín tomó a casi todos por sorpresa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota