Diva inolvidable

Reina y señora de la canción criolla

María de Jesús Vásquez, una de las cantantes populares peruanas más importantes del siglo XX, se casó con un costarricense y vivió en nuestro país durante varios años.

Últimas noticias

En 1950 un dúo costarricense formado por los hermanos Jorge y Hernán Zamora cumplía con una gira por varios países de Sur América. Estando en Perú fueron contratados por un empresario para realizar una gira por todo el país; en ese recorrido coincidieron con la cantante criolla María de Jesús Vásquez. Un romance entre Jorge Zamora y la artista peruana culminó con el matrimonio el 18 de junio de 1950 en la iglesia San Marcelo de Lima.

La pareja continuó con las giras internacionales por Nicaragua, México, Puerto Rico y República Dominicana; sin embargo, el ritmo de los desplazamientos afectó la salud de la cantante y decidieron regresar a Costa Rica.

Una vez repuesta y ya en estado de embarazo, iniciaron otra gira por Colombia y Venezuela para concluir en Perú; estando en radio Ecos del Torbe en San Cristóbal del Táchira, Venezuela, se adelantó el parto y nació el primogénito Jorge Alberto Zamora Vásquez.

De regreso en Costa Rica se instalaron en San José, en el barrio Santa Lucía, donde tiempo después, el 1 de junio de 1952, nació la segunda hija, Elizabeth.

Por circunstancias de la vida, Jorge y María de Jesús se separaron y acordaron que el niño Jorge Alberto se quedara en Perú y que Elizabeth continuara en Costa Rica, al cuidado de su tía paterna Clemencia Zamora.

Jorge y Hernán Zamora continuaron con su carrera artística dentro de Costa Rica y María de Jesús Vásquez se dedicó por entero a sus presentaciones en el Perú y el exterior.

Posteriormente, a principios de los años sesenta, Hernán se convirtió en uno de los cantantes de la orquesta Rivera Musical, dirigida por el destacado pianista José Joaquín Rivera.

Jorge se retiró definitivamente de la música.

Los hermanos Zamora, oriundos de la provincia de Alajuela, ya en los años cuarenta, siendo todavía unos niños, cantaban con el acompañamiento de sus guitarras en la escuela Porfirio Brenes de San José.

De su exitosa carrera artística se conservan varios discos grabados en el país y en el exterior, pero quizás lo más destacable fueron sus constantes giras por toda América Latina, cosa muy rara en aquellos años de poca promoción artística.

La reina y señora de la canción criolla. María de Jesús nació el 20 de diciembre de 1920, en la calle Pachacamilla, barrio del Cuartel Primero, Lima, Perú. Esa calle cambió de nombre y hoy es conocida como Jr. Huancalevica. Sus padres fueron Pedro Vásquez Chaves y María de Jesús Vásquez Vásquez.

Fue su madre quien la orientó en los primeros pasos por la música, los cuales continuó durante sus estudios en el Colegio de Las Nazarenas.

En 1939 actuaba en el horario nocturno de la desaparecida radio Greyeaux, pero su verdadero salto a la fama lo dio en el teatro Segura, cuando se consagró con la interpretación de El plebeyo , inolvidable vals del compositor Felipe Pinglo Alva.

En ese año, la revista La Lira Limeña organizó un concurso de reinado en el cual el público votaba por sus artistas preferidos.

El 19 de julio de 1939, en el teatro Apolo del barrio del Chirimoyo, María de Jesús Vásquez fue declarada la reina del evento y en ese mismo acto, se le bautizó como La reina y señora de la canción criolla .

Tiempo después fue incluida en el elenco de la película peruana El gallo de mi galpón , donde cantó El plebeyo.

En 1945 viajó a Argentina, para grabar con el sello Odeón los éxitos Todos vuelven, Envenenada, Cholita, Secreto y otros. En estas grabaciones se hizo acompañar de la orquesta del maestro Jorge Huirse.

El otro gran hito en su carrera fue la grabación del vals Corazón , del compositor Lorenzo Humberto Sotomayor, con el acompañamiento del propio autor y su grupo Los Chalanes del Perú.

Esto sucedió en 1945, lo que le valió una serie de contrataciones en toda América Latina, Estados Unidos, Francia y Australia.

De su paso por Costa Rica, a mitad del siglo pasado, se rescatan las grabaciones del compositor nacional Ricardo Mora: Noche inolvidable, Amor prohibido, Adónde iré y Mi viejo barrio.

María de Jesús Vásquez falleció en el barrio San Miguel de Lima, el 3 de abril del 2010, a los 89 años de edad.

Durante los últimos años padeció la enfermedad de Alzheimer, la que junto algunas complicaciones orgánicas y una cirugía intestinal, terminaron de minar su salud.

La estatua en San Miguel. El 1 de julio del 2010 se inauguró una estatua en honor a María de Jesús Vásquez en la localidad de San Miguel.

El monumento tiene una altura de 2.20 metros y muestra de cuerpo entero a la artista, recreando el momento de interpretar la música criolla que tanto cultivó durante sus años de gloria.

La efigie está ubicada en el cruce de la avenida Brígida Silva de Ochoa y Jirón y es obra del escultor arequipeño Freddy Luque, quien es también el autor de otros monumentos erigidos en Lima en honor a Juan Pablo II y al arcángel San Miguel.

Además de este oportuno reconocimiento, en breve se pretende abrir la Casa Museo María de Jesús Vásquez, donde se exhibirá la discografía, las fotografías, la filmografía, diplomas, reconocimientos, objetos personales y otras pertenencias de la artista.

Se sabe que la cantante grabó cerca de 60 discos de larga duración y 80 discos de la antigua tecnología de carbón; además, se agregan diversas grabaciones que hizo en cada país que visitó, tales como los 6 L.P. que realizó en Ecuador.

Su hija, Elizabeth, aún reside en San José.

EL AUTOR ES INVESTIGADOR MUSICAL Y DIRIGE UN PROGRAMA DE MÚSICA POPULAR QUE RADIO NACIONAL TRANSMITE LOS DOMINGOS A LAS 8 P.M.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Reina y señora de la canción criolla