Defensora asegura que país reprobó este año en apoyo a derechos humanos

Regulación de uniones gais, gran deuda, según Defensoría

Señala como otros fallos la ‘ley mordaza’, atrasos en becas y olvido de indígenas

Mayores logros fueron del MEP, con educación sexual y sodas escolares

Últimas noticias

Para la defensora de los Habitantes, Ofelia Taitelbaum, deudas en materia de derechos humanos, hay muchas. Sin embargo, si tuviera que escoger una sola como la más significativa del 2012, sería la negativa del país a regular las uniones entre personas del mismo sexo.

Así lo manifestó ayer durante una conferencia de prensa en la cual sostuvo que Costa Rica cerró el año con números rojos en la tarea de proteger los derechos de los ciudadanos.

“No es posible que todavía, a estas alturas, se esté hablando de archivar los proyectos de ley y que haya personas diciendo que van a meterle una cantidad innumerable de mociones para que no se dé”, declaró Taitelbaum.

Aunque el Poder Ejecutivo convocó a sesiones extraordinarias del Congreso uno de los proyectos, denominado “sociedades de convivencia”, los diputados terminaron por patear la bola al próximo año.

Otros temas mencionados como debilidades son la llamada “ley mordaza”, que castiga la divulgación de “secretos políticos”, los derechos indígenas y el retraso durante casi todo el año del pago de subsidios por parte del Fondo Nacional de Becas (Fonabe).

También hizo un llamado de atención por los modelos de ajuste de tarifas implementados por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), que calificó de “desactualizados”.

Según la Defensoría, las carencias se deben a la falta de voluntad política, criterios “personalistas y muy subjetivos” o una deficiente gestión administrativa.

Pocos avances. Entre tanto, a criterio de la Defensoría, el país pareciera haber dado pasos hacia adelante en el ámbito educativo.

Los mejores ejemplos son los nuevos programas de Educación para la Sexualidad y la Afectividad, del Ministerio de Educación Pública (MEP), lo mismo que el reglamento de sodas escolares para combatir el sobrepeso y la obesidad.

“Tengo que hacer una excepción que me parece realmente importante, y es la labor que hizo el MEP, que, contra viento y marea, oposición e intereses particulares, dio la pelea y la ganó”, resaltó Taitelbaum.

Asimismo, reconoció las mejoras en la atención de citologías que alcanzó, en algún momento, a tener una presa de 180.000 análisis pendientes.

Según la defensora, el manejo que la Caja Costarricense de Seguro Social le dio al problema dejó en evidencia que, cuando “se pone atención a un problema, se puede resolver”.

Eso sí, advirtió de que se debe estar vigilante para que no vuelva a ocurrir. Colaboró Irene Vizcaíno.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Regulación de uniones gais, gran deuda, según Defensoría